Modos y Modas

Fuera del baile

EL OJO DE LA MOSCA// JULIÁN HERNÁNDEZ 

Jí, jí, jí... Van y organizan por ahí fuera una fiesta para que el capitalismo se reorganice y no invitan a España. Jí, jí, jí... Es un poco patético para estos peripatéticos dirigentes que siempre andan por ahí, en la puerta del camerino, a ver si se pueden sacar una foto con alguno de sus ídolos. Porque más que políticos, tenemos fans; y más que diplomacia, una especie de beatlemanía histérica. Jí, jí, jí...

No se aprendieron la máxima de Groucho Marx: yo jamás pertenecería a un club que admitiera a tipos como yo. Si ya lo decía Lichis (La Cabra Mecánica): no me llames iluso porque tenga una ilusión. Jí, jí, jí... A estos ilusos ni siquiera les toca bailar con la más fea porque llevan mucho tiempo fuera del baile. Lo curioso es que a nosotros nos da igual. De hecho, hasta resulta (jí, jí, jí...) divertido ver sus caras con un palmo de narices. En lo cultural, van los gabachos y adelantan por el arcén organizando una exposición en París con Picasso al lado de Velázquez, El Greco, Goya y toda la panda. En lo político-económico se hartan de decir que aquí todo va bien, que todo esto es fetén y tienen que guardar el traje de fiesta para mejor ocasión. Jí, jí, jí...

Nosotros ya tenemos nuestro botellón organizado con risas y llantos; pero ellos miran desconsolados, desde el otro lado de la calle, las ventanas iluminadas de la casa del niño rico con las siluetas de los invitados bailando y brindando. Jí, jí, jí...