Punto y seguido

Veinte motivos de la negativa de EEUU e Irán a firmar un acuerdo nuclear

Un irání sostiene una bandera de su país y de Hezbolá durante los actos de celebración del 41 aniversario de la Revolución Islámica, en Teherán. REUTERS
Un irání sostiene una bandera de su país y de Hezbolá durante los actos de celebración del 41 aniversario de la Revolución Islámica, en Teherán. REUTERS

Ni Teherán ni Washington utilizan el término "fracaso" para las negociaciones que desarrollaron en Viena y Doha sobre el programa nuclear iraní y las sanciones impuestas por EEUU. La tensión aumenta, pero ambos creen que, en estos momentos, una guerra no les beneficia. Ni a sus ciudadanos ni al mundo entero.

La promesa electoral de Joe Biden de desmantelar las medidas de Trump al romper el acuerdo nuclear, llamado el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), firmado en 2015 por el presidente Barak Obama y las grandes potencias mundiales, no fue más que una estafa ( y lo advertimos). Biden ha incrementado las sanciones contra Irán, mientras mantiene al Cuerpo de la Guardianes Islámicos (CGI) de la Lista de Organizaciones Terrorista (LOT), y hasta ha impedido el envío de bienes humanitarios a Irán durante la "crisis de la covid-19". Biden también traicionó a los cubanos endureciendo las sanciones sobre la isla y no levantó lo que llamaba "guerras arancelarias unilaterales y contraproducentes" del régimen de Trump contra China.

No fue un despiste que el Nuevo Concepto Estratégico de la OTAN en su cumbre de Madrid no repitiera la expresión de "la amenaza iraní": EEUU, en su afán de resucitar a la mayor y más agresiva alianza militar de la historia, y volver a unir a los aliados deprimidos, necesitaba de un enemigo tan poderoso que hiciera creíble su peligro para los aliados divididos, asustándolos. El elegido ha sido Rusia, el viejo conocido. ¿Quién sino?

Ahora, Irán y EEUU (creen que) pueden alargar esta situación de "ni paz ni guerra" y cantar un réquiem al PAIC. Pero no se dejen engañar: Rusia es una "bocata demasiado grande para ser devorada" por EEUU y la Unión Europea (UE), como se dice en persa: Washington lanza una nueva técnica conspirando para "eliminar el problema iraní", mientras utiliza la cortina de humo de la guerra de Ucrania.

Los motivos de Joe Biden

El presidente sólo tenía que emitir una orden ejecutiva (la misma que utilizó para recuperar el acuerdo de París, la prohibición de la entrada de los musulmanes de varios países a EEUU o para volver a la OMS) para salvar aquel acuerdo, tan imprescindible para la paz mundial, pero no lo hizo.

1. El 'Sleepy Joe' no se ha dado cuenta cómo los republicanos le han colado su política exterior, cuyos pilares son dos: Rusia e Irán (éste por la exigencia de Israel).

2. Su actual preocupación es el precio del petróleo y la inflación, tanto que ha renunciado (entre otros siete motivos) a convertir en "paria" a Mohammed bin Salman: le irá a ver para rogarle que llene el mercado del petróleo, y de paso sabotear el acercamiento de Riad y Teherán, que podría significar un golpe a los acuerdos (militares) de Abraham, al proyecto de una OTAN israelí-árabe en el Golfo Pérsico, y pueda devolver al conflicto Israel-palestino en el centro de Oriente Próximo.

3. Se acercan las elecciones legislativas de noviembre y no tiene fuerza para soportar la presión de los adversarios. El propio Obama promovió el acuerdo en su segundo mandato cuando ya no corría el riesgo de perder el respaldo de los donantes: las compañías de petróleo, el complejo militar y los lobbies israelí y saudí.

4. La oposición de un sector del Partido Demócrata, liderado por el senador Bob Menendez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, y quien diseña la agenda exterior del gobierno Biden: cree que un No Acuerdo con Irán es mejor que un Mal Acuerdo, y propone más sanciones contra Teherán. En la votación del 4 de mayo del Senado, 62 senadores, incluidos 16 demócratas, se opusieron a la eliminación de los militares islamistas de la LOT, medida incluida por Trump a pesar de ser innecesaria puesto que ya las leyes de EEUU consideran al propio Irán un Estado patrocinador del terrorismo. La derecha de este partido ha arrinconado al sector Sanders con cuyo apoyo Biden fue candidato. Ni rastro de las palabras "paz", "diplomacia" y "diálogo" que reinaban en los discursos del candidato Biden. Las conversaciones bilaterales en Doha se habían centrado en

1) levantar las sanciones contra el petróleo iraní, para hacer posible la imposible marginalización de Rusia, 2) el acceso de Irán a los 7.000 millones de dólares en fondos bloqueados en bancos de Corea del Sur, 3) las sanciones a las aerolíneas y 4) la eliminación de los castigos a las actividades comerciales del CGI. Salvo el último, que es la línea roja de Israel y que Biden ha asimilado, los otros tres puntos eran viables. Pero, ¿cómo EEUU y la UE pretenden comprar el petróleo iraní si esta industria está bajo el control de un CGI "terrorista" ? Las discrepancias al respecto también se reflejan en el choque entre la administración Biden y el Congreso ¡de mayoría demócrata! , y entre la Casa Blanca (Robert Malley) y el Departamento de Estado (Anthony Blinken).

5. La férrea oposición de los republicanos, firmando que:

- Ningún acuerdo podrá realizar una inspección debida a las instalaciones nucleares de Irán y ningún acuerdo puede disuadirle de convertirse en un estado en la latencia nuclear.

- Los acuerdos desbloquearían los cerca de 100.000 millones de dólares en divisas de Irán confiscados por EEUU, y la República Islámica (RI) los invertiría en sus aventuras militares en la región.

- Un acuerdo bueno es aquel que no tenga fecha de caducidad sino que sea una espada de Damocles rozando el cuello de Irán de forma indefinida.

6. Los republicanos han conseguido sabotear la convicción del Partido Demócrata de que sería imposible la estabilidad en Oriente Próximo sin la participación de Irán.

7. La coacción de los israelíes que el jefe de la superpotencia intenta disimular para no publicar sus riñas como la hicieron Netanyahu y Obama:

- Le exigen el desarme de Irán, mientras Israel cuenta con unas 80 bombas nucleares y no permite a los inspectores de la ONU a las centrales atómicas.

-Piden que use la fuerza militar para poner a Irán a raya.

- Han conseguido el respaldo de Washington para las acciones del Mossad, que ha cambiado de táctica de forma cualitativa: hasta hace un año "cortaba los tentáculos del pulpo", en una cruel expresión contra este increíble animal, atacando a Hezbolá, Hamas y paramilitares iraquíes vinculados a la RI; ahora le apunta directamente, organizado en el propio suelo iraní, atentados en las instalaciones militares y contra los oficiales del CGI. Si es cierto que el arresto del general Ali Nasiri, jefe de la Unidad de Protección de este cuerpo, se debe a que espiaba para Israel significa que el Mossad no solo se ha infiltrado en los organismos más altos de Irán, sino que pretende provocar tensiones en el propio seno de la inteligencia iraní y generar desconfianza entre los mandos del país y debilitarles mediante purgas.

- Acusa a la RI de planear atentados contra los turistas israelíes en Turquía, con el objetivo de destruir las relaciones turco-iraníes, y señalar al mundo que el "terrorismo islámico" sigue extendiéndose.

- En realidad, Israel no teme a las "armas" de Irán, sino que al levantar las sanciones, este gigante, que cuenta con la primera reserva mundial de gas y la cuarta del petróleo, le arrebate la hegemonía regional.

- Israel puede presumir de un gran logro: en la década de los 60 todos los gobiernos árabes estaban en la contra del estado judío, pero hoy se han unido con su viejo enemigo lanzándose al cuello de los persas, mostrando que "ese mundo islámico contra Occidente" no ha sido más que una coartada de la seudodoctrina de Choque de civilizaciones, para ocultar los intereses de los Estados, e impedir la unión mundial de las clases trabajadoras de todas las etnias y creados. EEUU y la RI han convertido Irán en el estado más aislado del planeta.

- Los israelíes se han quejado a Biden por la filtración a The New York Times sobre la misión clandestina del Mossad para asesinar al general islámico Hassan Sayyad Khodaei, que había negado. Israel ya no cuenta con el respaldo de los judíos estadounidenses, que son más progresistas que el actual régimen de Tel Aviv, sino con el de los cristianos conservadores, los evangelios, la misma base social de los republicanos.

8. Para las compañías de armas la RI ha sido un chollo. Su política de "exportar el chiismo" al mundo ha permitido a:

- EEUU convertir esta región en el destino de la mitad sus exportaciones de armas, aumentando las ventas a los árabes del Golfo Pérsico un 61% más que en 2020. Arabia Saudí es el primer importador mundial de armas Made in USA.

- Ser presentada por el militarismo israelí como EL COCO, y así, poder justificar los 3.8 mil millones de dólares por año que recibe en ayuda militar de EEUU. Las políticas de la RI en Palestina ocupada cambiaron una lucha nacional contra el colonialismo en la batalla religiosa judío-islámico y chiismo-sunismo. Por éste y otros factores, la situación de los palestinos hoy es peor que hace cuarenta años.

9. Para demostrar a los republicanos que "no es un presidente débil", ha preferido volcarse con la presión contra Rusia, dejando la "cuestión iraní" en el limbo, como la mejor opción: ¡cuán equivocado está! Una RI desesperada es igual de peligrosa que una nuclear, que va incluso va más allá del "Ojo por ojo", y eso los saben bien los iraníes: en mayo, en represalia a la incautación de uno de sus petroleros por Grecia, confiscó a dos buques griegos, y luego se los entregó vacíos.

10. El establishment de EEUU, que sigue trazando una nueva configuración del mapa del mundo y un nuevo reparto de recursos y rutas comerciales, sigue con la estrategia de "doble contención" diseñada en los años ochenta: contener a Irak e Irán a beneficio de Israel. La antigua Mesopotamia ya es una colonia de EEUU, y a Irán, de momento, "sólo" le ha enviado al subdesarrollo. Este plan, ha otorgado dos nuevas funciones a los Acuerdos de Abraham, que al principio estaba dirigido en el reconocimiento del Estado israelí por parte de los árabes: ser una coalición anti-Irán, y una alianza militar, núcleo de la OTAN-ME (de Middle East), que juntará la inteligencia, las capacidades antiaéreas y anti-drones, el despliegue avanzado de radar y tecnología de guerra cibernética ofensiva israelíes a las 22 baterías antimisiles Patriot de Arabia Saudita y al sistema antimisiles THAAD de EAU, para empezar.

Los motivos de Irán

11. La creencia de que hay vida sin el acuerdo, y puede seguir vendiendo su petróleo a pesar de las sanciones: con los castigos a Rusia, Irán ha tenido que bajar sus precios aún más, sobre todo en el mercado chino al que ha exportado en los últimos dos meses 700.000 barriles diarios. Además, vende unos 435.000 barriles de productos derivados del petróleo (diésel, diésel, gasolina, etc.) por día, ganando entre 29 y 30 mil millones de dólares, una subida del 40% respecto a 2019. Tengan en cuenta que Irán, un país monoproductor, exportaba en 1978 unos 4 millones de barriles por día, y tenía la mitad de la población actual (disparada por la prohibición de anticonceptivos). Los islamistas, que piensan en términos del siglo VII y han intentado descongelar la idílica vida beduina de la Península arábiga en el Irán actual, piensan con "códigos atemporales": desconocen la Ley del Proceso del Tránsito de los Cambios Cuantitativos a Cualitativos. Los sacerdotes burgueses proponen a los iraníes (propietarios de inmensos recursos naturales) vivir como los yemeníes, el país menos desarrollado y el más pobre del mundo, y "resistir" el asedio de los "infieles", mientras sus hijos viven como reyes en las capitales "occidentales".

12. Las sanciones económicas enriquecen a la parasitaria burguesía comercial (el Bazar, con una red bancaria en los países vecinos) que se ha engordado gracias a las comisiones que recibe para importar productos de baja calidad de los países vecinos, destruyendo el tejido industrial del país.

13. Que la guerra de Ucrania a) le dará la oportunidad de vender más petróleo, y b) desviará la atención de EEUU del Oriente Próximo. ¡Error! Washington ha asignado a Israel el expediente de Irán", por eso le integró en el CENTCOM, con el que podrá utilizar las bases de EEUU en Irak, Azerbaiyán, y los países árabes del Golfo Pérsico para sus operaciones contra Irán.

14. La negativa de Biden a garantizar la durabilidad de cualquier acuerdo e impedir que venga otro "Trump" y lo vuelva a romper. Para la RI carece de sentido paralizar su programa nuclear (que ha arruinado a la nación iraní costando miles de billones de dólares y encima es uno de los motivos de ponerle en peligro) de forma indefinida mientras EEUU se niega a darle una mínima garantía: no merece la pena hacer concesiones de tal calibre a cambio de incertidumbre.

15. El sector ultra del poder, que desde el principio prefería una guerra a un pacto, ante la traición de Biden, no solo ha tomado la totalidad del poder, expulsando a los moderados, sino que se ve legitimado: "¿Veis como teníamos razón? No se puede fiar de los americanos". El actual presidente Ebrahim Raisi no es capaz de imaginar y proponer otra alternativa. Su débil, incompetente e ineficaz gobierno está siendo atacado por la población, desesperada por la galopante inflación y el desempleo de millones de jóvenes (cerca de la mitad, titulados universitarios), de allí su necesidad de tener al CGI de su lado.

16. El CGI, creado por Jomeini de los leales islamistas para proteger a la teocracia de sus opositores y enemigo dentro y fuera del país (que convive con el ejército clásico, organismo que nutre del servicio militar obligatorio), es la verdadera fuerza que gobierna el país con mano de hierro, y es quien está impidiendo que el sector "político" de la RI renuncie a la exigencia de retirarlo de la LOT a cambio de alivio en las sanciones: la pobreza que afecta ya a cerca del 65% de la población y se está transformando en protestas políticas diarias, no le preocupa: aplastaría cualquier rebelión de los llamados "desheredados". Sólo en los primeros seis meses del año, la RI ha ahorcado a cerca de 300 ciudadanos, mientras Hossein Tayabifar, representante del Caudillo Alí Jamenei en el CGI, le ha recomendado "mantener la mano en el gatillo" para disparar contra quienes se opongan a los "valores islámicos": Y "obedecer a los enviados de Dios" es el primero. Pues, echar la culpa de la catastrófica situación del país a las sanciones ya no funciona de pretexto: las políticas neoliberales, y la monumental corrupción en la cúpula de la teocracia ha sido respondido por los manifestantes: "Hamash migan amrikast - doshmane ma haminjast" (Continuamente dicen que es culpa de los americanos, pero nuestros enemigos son ellos mismos) corean en las ya protestas que no cesan.

17. La RI, que desconoce la geopolítica mundial, apostó por la capacidad y/o voluntad de Europa en salvar el acuerdo con el proyecto INSTEX: ¿Una Europa independiente de EEUU? ¿En serio? ¡Pero, si está dispuesta a que sus pueblos sufran de hipotermia y vivan con la luz de luna, pero no saltarse las sanciones impuestas por el Tío Sam al gas ruso! Europa no se da cuenta del hervidero iraní: se enterará cuando el precio del barril alcance los 200 euros y miles de iraníes se lanzan a los mares y montañas llamado su puerta.

18. No se le escapa que, el 9 de junio, la senadora demócrata Jacky Rosen y la republicana Joni Ernst informaron estar preparando un proyecto de ley bipartidista, conforme a la Ley de Disuasión de las Fuerzas Enemigas y Habilitación de las Defensas Nacionales (DEFEND), para avanzar en medidas militares contra Irán utilizando los Acuerdos de Abraham. Si está no es el funeral de la diplomacia con Irán ¿Qué es, entonces? En esta línea, The Wall Street Journal afirma que en marzo pasado EEUU convocó una reunión dirigida por el jefe del Comando Central de EEUU (CENTCOM) el general James Malloy, con los funcionarios de seguridad de Egipto, Israel, Jordania, Qatar, Bahrein, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, para coordinar sus acciones contra las amenazas aéreas de Irán.

19. La ideología chiíta y tener fe en que "Dios estará con nosotros". ¿Po qué Dios no salvó a los chiitas iraquíes de los bombardeos de EEUU y de las masacres del Estado Islámico?

20. Irán, aun así, no va a retirarse del acuerdo, puesto que se activarían, de forma automática, las sanciones adicionales de la ONU, que curiosamente no estipula ningún castigo a EEUU por haberlo hecho.

****

Un Biden sin ideas, no ha ofrecido ninguna alternativa viable para desatascar las negociaciones. Hasta Henry Kissinger, que considera muy peligroso para EEUU volver al PAIC, afirma que su país debería llegar a un acuerdo con Irán.

La RI ahora se prepara para dos choques directos: con los propios ciudadanos iraníes (al eliminar a los sindicatos y partidos políticos, no hay amortiguadores), y con la "mini-OTAN" en el Golfo Pérsico.

Si esta cuestión no se resuelve a través de la diplomacia, ¿Cómo se enfrentaría la RI a toda la Alianza Atlántica, más Israel y más los árabes?