Pato confinado

Receta de té helado con nectarinas

Té helado con frutas.
Té helado con nectarinas.

Tan fácil como mezclar el té con el hielo, algo que España solemos hacer con el café. La historia del té helado nos retrotrae al mundo anglosajón. A zonas calurosas del sur de Estados Unidos. A lugares donde convirtieron esta bebida, el ice tea, en un emblema. Se cree que las primeras recetas se parecían más a un ponche y que se servían con mucho alcohol.

Si lo mezclas con el dulce de las frutas te saldrá una bebida refrescante, energizante y muy natural. El té es un poderoso estimulante. Como tiene un ligero sabor amargo, las frutas le van como hoja al agua caliente.

Te proponemos una versión con nectarinas, porque irán soltando su jugo en la bebida mientras se enfría. También puedes hacerlo con las frutas que tengas a mano (el limón y la naranja son clásicos). Algunos cocineros le añaden plantas aromáticas, como la menta, albahaca, o hierbabuena, y puntito de canela, de azúcar o miel.

Receta de té helado con nectarinas

Ingredientes 4-5 personas: 

  • 4 bolsas de té negro o verde.
  • 250 ml. de agua caliente.
  • 600 ml. de agua fría.
  • Unas hojas de albahaca fresca.
  • Hielo.
  • 2-3 nectarinas.
  • 1 cucharada de miel.

1. Prepara el té:

Infusiona el té con 250 ml. aproximados de agua hirviendo. Llévalo a ebullición, añade las bolsitas, retíralo del fuego, tápalo, y espera a que el té se diluya. Saca las bolsitas y mezcla el té con el resto de agua (añade la cantidad de líquido en función de si lo quieres más suave o fuerte). Echa una cucharada de miel y mézclalo bien. Agrega las nectarinas limpias y cortadas en trozos (sin su hueso) y varias hojas de albahaca fresca. Déjalo en la nevera hasta que esté muy frío. Cuando lo sirvas, agrega un hielo en cada vaso y trozos de hoja de albahaca como decoración.