La trama mediática

Un tal Gómez

Otro paciente para el servicio de traumatología patrio. Los mismos que diagnosticaron la polifracturación de España certifican ahora el catacrás del partido que fundó Pablo Iglesias. "El duelo de Tomás Gómez en Madrid parte al PSOE", sentenciaba la edición digital de ABC en titular sospechosamente parecido al de la primera de La Razón: "El desafío de Gómez rompe al PSOE por la mitad". Más pesimista, el editorialista de La Gaceta dictaminaba que la cosa era más gorda que unos huesos rotos. Como poco, gangrena, y todo por la culpa del de siempre: "Los modos antidemocráticos y profundamente autolesivos en términos de imagen con que Zapatero y el PSOE están manejando esta crisis son de los indicios más claros de la descomposición profunda del zapaterismo".

El Mundo prefería exprimir la metáfora piscícola del alcalde de Getafe y titulaba "Trinidad recibe apoyos por ser el cebo que más gusta a los peces". Eso debe de ser porque los peces no saben que su rival es todo un percebe, según hallazgo de Juan Manuel De Prada en ABC: "El numantino Gómez, que hasta ayer nomás se nos antojaba un manolo, aparece incluso revestido de cierta dignidad. Tal vez sea la dignidad del percebe que se aferra a la roca, pero, ¿acaso los percebes no esconden, bajo la apariencia disuasoria, una carne sabrosísima?", se preguntaba el oceanógrafo zamorano.

Lecciones desde USA

Pronto sabremos lo que opinan al respecto los sabios amigos yankis de César Vidal, y especialmente el llamado Tom, cuyas palabras volvieron a marcar el do de pecho de la carta estival del fantasioso opinador en La Razón. Degusten: "Esa gente sí que merece el calificativo de apocalípticos: Zapatero apareció de manera inesperada como la Bestia, cuenta con grupos mediáticos que mienten a su servicio como el Falso profeta, dispone de la alianza de poderes espirituales que fornican con él como Babilonia la grande y amenaza con sumir a España en la gran tribulación".

Hay motivos para pensar que el clarividente confidente de Vidal es el redactor del informe con que El Mundo removía ayer la escudella catalana desde su primera página. Vean el titular y el sumario: "La inmersión en catalán viola los derechos humanos, según EEUU. El Departamento de Estado incluye casos de discriminación en hospitales y escuelas de Cataluña y Baleares en su informe anual". Irak, Afganistán, Gaza... Pecadillos menores al lado del gulag catalán denunciado en el dossier, claro.