La trama mediática

Nada entre dos platos

Cuando despertó el lector de las papelas cavernarias, Gómez y Jiménez todavía estaban allí. Sobre todo, ella, cuyo nombre provoca ataques de originalidad a los bardos de uno y otro lado de la línea imaginaria. Deben de ir dos docenas de columnas tituladas "La llamaban Trinidad". La última, sin chicha ni limoná, la firmaba en La Razón Maria José Navarro. En las mismas tintas territoriales, Alfredo Menéndez, que de mayor quiere ser el Erasmo de El Mundo, se lucía encabezando "Uno y Trini" una pieza que derrotaba así: "Si Zapatero fuera mujer no sería Sonsoles. Sería Trini con acento del Barrio Húmedo. Si Gómez fuera rubia igual no había primarias. Pero en Parla escasea el agua oxigenada".

Hasta cuando no se habla de la más que probable candidata derrotada en las primarias del PSM, su espíritu está allí. Vean, por ejemplo, el verbo que emplea Carlos Dávila en La Gaceta al comienzo de su diatriba de aliño contra el marido de la última turista célebre de Marbella: "Los americanos están que trinan con este jefe que se han echado y que no parece precisamente un asceta a la hora de sus propios gastos. Ahora le están sacando que ni siquiera nació en USA, sino en África. Allí, en América, una cosa es predicar y otra llevarse el trigo, por eso están con Obama y señora encendidos".

Michelle Obama, aunque ya no esté

Así de pobre baja el arroyo tóxico de Diestralandia. Aunque ya hace un buen rato que la primera dama de Estados Unidos plegó, los amanuenses viven de su recuerdo. Y algunos, como Antonio Burgos en ABC, lo estiran para dos entregas. "Los antiyanquis y la Obamesa" era el título de la segunda, donde el taconeador sevillano tiraba de sus sempiternas obsesiones, los toros y los progres: "La Obamesa pisa el albero maestrante rondeño, y no aparece por allí antitaurino alguno con su habitual pancarta en inglés, llamándola asesina".

¿Queda algún camino trillado que pisar? Sí, el catalán, al que nos cita desde El Mundo Arcadi Espada, afilando los colmillos: "La defensa de los derechos lingüísticos del castellano en Cataluña se ha decantado ingenuamente por las cuestiones sentimentales o técnicas, cuando la reivindicación debía haber sido política. De perro a perro para decirlo con un ladrido". Guau.

Y como postre, en La Gaceta, la foto del líder de la oposición luciendo canillas, junto a este titular: "Rajoy cambió de playa para que la prensa no le pillara. La Gaceta le ha sorprendido". Impresionante exclusiva.