Balagán

Pesimismo en Ramala

Esta semana un alto funcionario palestino ha charlado con un grupo de periodistas occidentales en Ramala y creo que merece la pena trasladar a los lectores algunos de sus comentarios. Ha recalcado que el status quo en Cisjordania es "insostenible" y que antes de final de año, si no cambian las cosas, los palestinos tendrán que tomar decisiones. Acosado por algunos periodistas, que han comentado que los palestinos parecen paralizados, el funcionario ha respondido que a veces las decisiones tardan en llegar. Puede ser que incluso pasen años antes de que se tome una decisión, como ha ocurrido otras veces en el pasado.

Con respecto a las elecciones estadounidenses del martes, el funcionario no ha mostrado una preocupación especial ya que ha dicho que considera que Obama mantendrá su poder de "persuasión" sobre los israelíes, con independencia de los resultados, aunque, en contra lo que dice el funcionario, es una realidad que han transcurrido dos años desde la elección de Obama y el conflicto no sólo no ha experimentado ningún avance sino todo lo contrario, ha ido para atrás.

Ha admitido que los palestinos han perdido las escasas competencias que habían adquirido desde 1993. "Hoy no tenemos poder sobre nada, ni sobre el territorio ni sobre la gente. El Ejército israelí entra en las ciudades palestinas cada día y las humillaciones son continuas. Israel no creó en los territorios ocupados ni una Universidad, todas las creó la OLP, ni tampoco una cama de hospital, ni siquiera un nuevo kilómetro de carretera. Todas las carreteras que Israel ha construido en Cisjordania son para los colonos". Además, la orden militar israelí 1650 prohíbe a los palestinos de Gaza residir en Cisjordania.

Con respecto a la moratoria de diez meses que terminó en septiembre y mediante la que Israel se comprometió a no construir en los territorios ocupados, el alto funcionario palestino ha revelado que ni fue moratoria ni nada. "Ehud Barak nos ha dicho que la moratoria de diez meses ha tenido novecientas violaciones, y eso sin contar con Jerusalén".

"Si la Autoridad Nacional Palestina se disuelve", ha advertido, "nadie controlará a las milicias".