Opinión · Bulocracia

“Papá, ¿por qué han pintado el cielo?”

“Papá, ¿por qué han pintado el cielo?”, me decía Vera de pequeña de esas líneas que dibujan los aviones, que a veces se entrecruzan y forman parcelas de cielo, y que para algunos son el elemento primordial de una teoría conspirativa, la de los chemtrails.

A simple vista, los chemtrails o chemical trails o estelas químicas, serían como esas líneas de condensación que dejan los aviones, pero compuestas en realidad por productos químicos dirigidos a cambiar el clima y que se presuponen perjudiciales de alguna manera para la población, que los asume sin enterarse. Presuntamente pocos saben de dónde parten estas fumigaciones malintencionadas clandestinas, tal vez de distintos Gobiernos y de oscuras organizaciones internacionales.

Así se puede seguir desarrollando el asunto hasta el infinito y más allá, aunque al margen de si esta teoría es cierta, medio cierta o no lo es, lo que es un bulo a fecha de hoy es que Alemania haya admitido que ha fumigado a su población, utilizándola como cobayas, como se ve ahora en las redes gracias a varios medios de allende los mares.

Esta noticia falsa que vuelve es vieja y se basa en un vídeo de la cadena de televisión privada alemana RTL que viene siendo manipulado y malinterpretado desde hace una década. Desde entonces nunca ha dejado de estar presente cada año en medios de todo el mundo, también gracias al creador de cadenas de patrañas en Internet Tanker Enemy.

Alemania, el Gobierno alemán, no ha admitido que haya participado en experimentos de ese tipo. En todo caso habría sido esa televisión germana con sus testimonios de primera mano sobre “aviones militares del Ejército Federal Alemán” que “están manipulando nuestro clima, algo que los investigadores y expertos presumían y sus sospechas se han visto confirmadas”.

Tampoco es cierto que “meteorólogos españoles” hayan denunciado que “España está siendo fumigada por aviones para cambiar el clima”, que es otra fake news cíclica sobre este tema.

Esto de los chemtrails tiene una amplia documentación en Internet, que también prueba que efectivamente el cielo ha sido fumigado en ocasiones en distintos lugares del mundo y se desconoce por qué. Si es una práctica habitual, programada, hasta qué punto y para qué, ya es otra historia.

La fumigación existe, aunque está prohibida con fines militares y aviones fuera del control oficial del radar para cambiar el clima, pero la ley la autoriza como iniciativa gubernamental con otros objetivos. También es real que ya hay más sitios de coña que convencidos sobre este tema, como varias páginas de Facebook que llevan por nombre En ocasiones veo chemtrails.

El asunto de los chemtrails es similar al de los ovnis y los extraterrestres, que se cree o no pero nunca se sabe. Hay testimonios, avistamientos, pruebas gráficas… y todo sigue en el aire. Y en los cielos en ambos casos.