Bulocracia

Pedro Sánchez no tiene listo un Falcon II para Pablo Iglesias

Desde que Pablo Iglesias comenzara a perfilarse como miembro del Gobierno, y más ahora que lo es, al líder de Unidas Podemos le llueven los bulos. Ya advertimos de que no se ha comprado un Porsche Cayenne, pero tampoco acaba de adquirir una casa en Benidorm y mucho menos se ha cortado la coleta, otra falacia recurrente.

Ahora se comparte en redes sociales una información satírica que dice que "ya está listo el Falcon II para Pablo Iglesias", que podrá utilizar a demanda: "Pedro Sánchez ha hecho entrega esta mañana a Pablo Iglesias del Falcon II, para que el vicepresidente pueda desplazarse convenientemente y no depender del presidente. El líder de Unidas Podemos estaba visiblemente emocionado".

Lo cierto es que el presidente del Gobierno no le ha entregado un avión, el Falcon II, a Pablo Iglesias, aunque bien es cierto que éste, como vicepresidente, podría hacer uso del famoso Falcon para sus desplazamientos, incluso los que no sean estrictamente oficiales.

No es el caso. Esta información que se comparte en redes sin mencionar de dónde parte, corresponde a La Voz del Becario, que se dedica a publicar cuestiones inventadas con la finalidad de hacer sonreír a sus fieles. Para esta noticia ha manipulado una foto colocando de espaldas a Iglesias donde había otra persona y ha bautizado al avión como "Falcon II".

"Hay muchas ocasiones en que aunque vamos al mismo sitio, a lo mejor yo me tengo que volver antes, porque tengo niños pequeños en casa. Y claro, le corto el rollo a Pedro, que a lo mejor está a gusto y no tiene ganas de irse, pero no le queda más remedio. Ahora que tengo mi propio Falcon ya me puedo volver yo solo tranquilamente y que él disfrute, que se lo merece", se supone que afirma Iglesias. Y no, es falso.

La norma de utilizar el Falcon, que no el Falcon II, que ni está ni se le espera; menciona al presidente del Gobierno, vicepresidentes y ministros, así que los otros tres miembros de Unidas Podemos en el ejecutivo (Irene Montero, Yolanda Díaz y Alberto Garzón) también tienen derecho usar el avión de la Fuerza Aérea Española, como el resto de ministros. Otra cosa es que lo hagan.

La Familia Real y los presidentes del Congreso y del Senado están igualmente reconocidos como candidatos a utilizar el avión, así como otras personalidades de nuestro país o de fuera de manera excepcional, "por razón de urgencia, seguridad u oportunidad". Para ello deben ser autorizados por el presidente del Gobierno o el ministro de Defensa.

El Partido Popular no dudó en alquilar un local frente a la sede del PSOE en la calle Ferraz de Madrid, en abril del año pasado, y lo rotuló con el nombre de "Falcon Viajes" para denunciar el, a su juicio, uso indiscriminado del aparato para asuntos personales de Pedro Sánchez. Si a algunos ya les pareció excesivo el uso del Falcon por parte de Sánchez, que presuntamente lo haga ahora Pablo Iglesias no iba a ser menos. Aunque no lo utilice de momento.