Bulocracia

Los otros bulos de la falsa agresión de Malasaña

El chico de 20 años que se inventó una agresión homófoba por parte de "ocho encapuchados", supuestamente perpetrada en el portal de su casa del barrio madrileño de Malasaña en la tarde del domingo 5 de septiembre, provocó que la mayoría de los medios publicaran un bulo tras creerse, lógicamente, el relato inicial que esta supuesta víctima aportó en su falsa denuncia ante la Policía.

Hay muchos tipos de bulos, intencionados casi todos, pero éste es diferente. No se puede culpar a los medios que lo recogieron, ya que lo único que hicieron fue reflejar lo aportado en su denuncia por la presunta víctima, que tres días más tarde se vino abajo y confesó que todo era mentira y en realidad había mantenido relaciones sadomasoquistas consentidas con dos hombres: "Se me fue de las manos".

Desde que declaró el día 5 hasta que admitió la farsa el 8, su falacia se hizo bulo para la mayor parte de la prensa. Pero algunos no tenían suficiente y al menos un par de web de las habituales aderezaron el asunto y le aportaron sus particulares notas de color y falsedad. Es decir, sus bulos intencionados.

Así lo hizo un sitio cutre que se disfraza de medio del que hemos hablado otras veces porque miente más que publica y cuyo nombre es El Puntual 24H. Difundió un tuit "URGENTE" que mencionaba que "según varios testigos, una Banda Latina estaría detrás de la BRUTAL agresión a un joven Homosexual en Malasaña (Madrid)".

Lo eliminaron, pero se mantiene la reseña en Google y tampoco ha sido la única patraña publicada al respecto por El Puntual 24H. A este sitio panfletario le gusta mucho Vox y muy poco todo lo demás, así que después ofreció otra particular 'novedad' sobre el caso -que mantiene-, esta ya para nota: "El joven de Malasaña pidió a un amigo suyo que escribiera en su muslo la palabra "Maricón" y se inventara una agresión, para culpar a Vox".

Lo de "culpar a Vox" y lo de la "Banda Latina" calaron en otra página a la que también le encanta el partido que lidera Santiago Abascal e inventar. Periodista Digital se arrancó con "La Policía 'da la razón' a Vox en el terrible ataque homófobo de Madrid: Los autores son bandas latinas o inmigrantes musulmanes". Aunque el titular pronto pasó a ser "El chico gay al que grabaron "maricón" en el trasero confiesa" y "El gay al que grabaron "maricón" en el trasero canta: "Me lo hicieron en una sesión de sado y todo fue consentido"":

Claro, quiénes iban a ser, o "bandas latinas o inmigrantes musulmanes"; si no saben de otros. A diferencia de El Puntual 24H, en Periodista Digital han optado más por modificar lo publicado que por borrarlo, y con mal gusto: "La confesión de la ‘víctima’ de Malasaña deja ‘con el culo al aire’ a Podemos y laSexta por su guerra sucia contra VOX". Se ve que como dicen que este asunto le "da la razón a Vox", que no se la quite la realidad. Lo curioso es que hasta citan a fuentes de la "Policía Nacional" para mentir. O sea que ponen en boca de ese cuerpo que tanto veneran lo que ellos se inventan.

Inicialmente tenía muchas lagunas este caso de Malasaña, un barrio vecino al de Chueca en el que siempre hay mucha gente y muchas cámaras que no captaron nada. De haber sido cierto que se trataba de una agresión homófoba por parte de ocho encapuchados, tendría que haber sido premeditada y dirigida únicamente al implicado y no a cualquier otro homosexual, puesto que le estaban esperando en la puerta de su casa y además encapuchados, los ocho.

¿Cómo pudo contar que eran ocho, y no siete o nueve? Igual menos agresores también 'habían servido', pero ocho es contundente, sin duda. ¿Le marcaron a navaja entre ocho pero no había una gota de sangre en el portal? La Policía nunca se creyó la versión aportada. De ahí que requiriera por cuarta vez a la presunta víctima para someterle a un interrogatorio exhaustivo. Y esta vez el denunciante detonó.

La denuncia es sobre todo miserable. Porque el chico no dudó en ofrecer una agresión homófoba fabricada "para ocultar una infidelidad", cuando tenemos terribles ejemplos recientes que evidencian que en España la homofobia a veces resulta letal. Su falso testimonio ante la Policía es una burla hacia quienes sí han sufrido agresiones homófobas y una patada a años de trabajo de todo el colectivo LGTBI.