Bulocracia

El soldado anticovid de la ONU en Time que imaginó un artista malasio

Las portadas de la revista Time son un clásico. Por eso también lo es valerse de la portada de Time para inventar y lanzar al mundo cualquier asunto falso. Ocurre cada cierto tiempo con diferente incidencia. Unas triunfan porque están bien orquestadas, otras no tanto. Como aquella portada, tan mal hecha que hasta daba grima, que quería vender que "la Guardia Civil es la mejor Policía del mundo" sirviéndose de un agente que miraba hacia la izquierda.

Ya decíamos entonces, hace casi tres años, que al margen de que la noticia no fuera cierta, de primeras esa portada ya era falsa por antiestética.

Esta vez se comparte en las redes sociales una presunta portada de Time en la que sale un supuesto "soldado del ejército de la ONU con nueva indumentaria", que pertenecería al "EQUIPO DE RESPUESTA COVID". La imagen se acompaña de un texto que 'explica' una teoría conspirativa basada en que no se pretende "controlar al virus", sino "el mundo", gracias a "un ejército mundial liderado por las tropas de la ONU". Y para una cuestión tan trascendente, qué mejor que tirar de Time y decir que "la portada refleja de qué se ha tratado siempre: CONTROL MUNDIAL". Ojo:

"Portada de la revista Time, un soldado del ejército de la ONU con nueva indumentaria:
-En el brazo derecho el escudo del organismo.
-Debajo del escudo las letras CRT (COVID RESPONSE TEAM-EQUIPO DE RESPUESTA COVID).
-A la esquina inferior derecha dice: WHO'S COVID RESPONSE TEAM? (¿QUIÉN O QUIÉNES SON EL EQUIPO DE RESPUESTA COVID?).
-Debajo de ésa pregunta dice: "DRASTIC TIMES, DRASTIC MEASURES" (TIEMPOS DRÁSTICOS, MEDIDAS DRÁSTICAS).
¿POR QUÉ TANTO ARMAMENTO PARA CONTROLAR UN VIRUS? No es para controlar al virus, es para controlar al mundo por medio de un ejército mundial liderado por las tropas de la ONU.
Quien no quiera creer aún, que no crea, la portada refleja de que se ha tratado siempre: CONTROL MUNDIAL.
Ellos no quieren infundir miedo, sólo cuidarnos.
Sabemos todos que esto va a terminar y la justicia será servida.

La verdad nos hará libres".

"¿POR QUÉ TANTO ARMAMENTO PARA CONTROLAR UN VIRUS?", dicen. Hay quienes se creen estas cosas. Hay quienes se creen cualquier cosa. En esta ocasión, la imagen existe. Esa portada de Time ha sido creada tal cual, aunque no por los responsables de la revista. No tiene nada que ver con ellos. Es un trabajo del artista malasio Johnson Ting. Lo publicó en su Instagram el 22 de abril de 2020.

Además, en el comentario de la imagen, Ting anuncia un "nuevo vídeo" en su canal de YouTube, en el que muestra durante 16 minutos y medio cómo compuso la imagen y en qué se inspiró para crearla hace un par de años, cuando la Covid arremetía con más fuerza:

"A la luz de los acontecimientos recientes, pensé que los trabajadores de la salud podrían usar una actualización. Gracias a todos los que están en primera línea arriesgando sus vidas y luchando en la batalla, ¡ustedes son verdaderos héroes!".

Quería homenajear así el artista a quienes estaban y están más cerca de los enfermos y de la enfermedad, imaginando soldados anticovid de la ONU. Más allá de la imaginación y el buen trabajo creativo de Johnson Ting, no es que no haya una nueva indumentaria para los tiempos del covid entre las tropas a disposición de la ONU, que no la hay, es que el organismo no dispone de un cuerpo de respuesta contra la pandemia.

Una vez  más, el trabajo de un artista se utiliza para tratar de sustentar otras cosas. Lo usan vilmente para que nos creamos patrañas paranoicas y se valen de la creatividad y el trabajo de alguien al que, por supuesto, no mencionan porque se desmontaría su farsa. De nada sirve que la imagen de Ting que utilizan vaya acompañada de un link a un vídeo en el que muestra todo el proceso de composición, lo omiten e inventan.

Por qué no creerse que Time habla de un nuevo cuerpo anticovid de la ONU donde el personal viste como en La guerra de las galaxias. Le quedó bien la portada al artista malasio -malayo es el idioma-, eso está claro, tanto que convence a miles de personas que desconocen que es uno de sus trabajos.