Opinion · La oveja Negra

‘GB84’: historia reciente convertida en novela negra

Gran Bretaña. 1984. El Gobierno de Margaret Thatcher anuncia el cierre de las minas de carbón. Los mineros se levantan para convocar la mayor huelga de la historia del país. Durante un año entero el Reino Unido está al borde de la guerra civil. La primera gran batalla del neoliberalismo contra la clase obrera. El pulso entre el gobierno y el poder desproporcionado de los sindicatos capaces de hacer caer a primeros ministros. Y los dos bandos querían ganar costara lo que costara.

El carismático líder sindical, Arthur Scargill, moviliza a sus piquetes volantes. La huelga sería un éxito si no se rompía, había que resistir. La Dama de Hierro también quiere ganar la batalla. Recurre al Judío, un oscuro ejecutivo de las cloacas del Estado que utiliza todos los medios (sobre todo ilegales) para hacer que los mineros se arrodillen: Palizas, comandos paramilitares, invasión de las comunidades minera. Manga ancha para los chicos de uniforme y desinformación en la prensa.

El Gobierno apuesta fuerte. Los huelguistas responden. El número dos del sindicato minero intenta recabar apoyos de la Unión Soviética o de la Libia de Gadafi. Todo vale con tal de ganar la primera guerra entre la clase trabajadora y el liberalismo salvaje.

De eso va GB84, la brutal, lúcida, inteligente y oscura novela de David Peace, editada con el buen gusto que caracteriza a Hoja de Lata. Peace convierte uno de los momentos cruciales de nuestra historia reciente (la actuación de Margaret Thatcher marcó el camino a seguir por otros gobiernos) en una novela negra, negrísima. Así podemos ver cómo actúan los poderes oscuros del estado. Como se ejerce la violencia con carta blanca oficial, como los líderes sindicales se preocupan más de conservar sus privilegios que de los trabajadores. Como se manipula a la opinión pública para ofrecerles una historia de buenos y malos. Blanco y negro. Que sea fácilmente entendible, digerible.

Sí, la novela es todo esto, y más. Porque está escrita por uno de los autores con más personalidad del panorama negrocriminal a nivel mundial. Su estilo conciso, frenético, repetitivo, casi enfermizo no solo nos hace ver lo que ocurrió aquel año 1984, también lo sentimos. Percibimos el olor del sudor de los piquetes, de los botes de humo, de las barricadas ardiendo, de la sangre derramada. Piquetes, esquiroles, policías; insultos, empujones, golpes de porra. GB84 es una novela distinta, diferente, como todo lo que escribe Peace. Un autor único. Con voz propia. Al que se le admira con devoción o se le detesta. No hay sitio para las tibiezas. Cada nuevo libro que se traduce de Peace hace que el mundo sea un lugar menos tonto.