Pato confinado

Receta de acelgas con jamón y champiñones

Acelgas salteadas con jamón y champiñones.
Acelgas salteadas con jamón y champiñones.

¡Con las acelgas hemos topado...! Son unas verduras polémicas. Tienen fans y haters, defensores y detractores. Su sabor es algo más basto que el de unas judías verdes. La parte del tallo blanco o penca, fiera como el colmillo de un elefante, a veces se desecha. Pero las acelgas salteadas con jamón y champiñones... son otro cantar. Ganan en popularidad. Se convierten en las chicas guapas de la cocina. De pronto... las invitan a todas las fiestas (principalmente, eso sí, a cenas ligeras). El brócoli, con su pelo afro, siente envidia. La patata empieza a darse cuenta de que lo curvy no se lleva... Cuentan las acelgas su secreto: "No hay nada como un look de taquitos de jamón y setas". Bromas aparte, se trata de una receta muy saludable y sabrosa. Una forma de acercarnos con placer a esta verdura llena de vitaminas y minerales. La receta no tiene complicación alguna y se prepara en menos de media hora.

Receta de acelgas con jamón y champiñones

Ingredientes 4 personas:

  • 500 gr. de acelgas.
  • 100 gr. de tacos o virutas de jamón serrano.
  • 8-10 champiñones.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Pimentón dulce y/o pimienta negra (opcional).
  • Sal.

1. Lava las acelgas:

Separa las acelgas de las pencas (la parte verde del tallo blanco). Córtalas a la altura de donde empiezan las hojas verdes. Parte con un cuchillo la zona verde en trozos pequeños y pásalos por agua en un colador. Lávalo y escúrrelo bien. Si vas a utilizar también las pencas es recomendable cortarlas en trozos pequeños y hervirlos en agua durante un par de minutos. En una sartén amplia, con un chorro de aceite, añade uno o dos dientes de ajo, pelados y cortados en láminas. Caliéntalo.

2. Rehoga las verduras:

Cuando los ajos empiecen a dorarse, añade los champiñones, lavados -pásalos por el grifo si tienen mucha tierra- y cortados en láminas. Deja que los champiñones se hagan bien y se evapore su agua. Echa los trozos de jamón y saltéalos durante unos minutos. Puedes alegrar el plato con especias (pimienta, pimentón dulce o picante). Después, añade las acelgas y sofríelo todo junto hasta que la verdura esté blanda. Remueve mientras estén en el fuego. Comprueba el punto de sal. Sírvelo caliente.

➥ Seguimos con una receta de judías verdes con huevo duro.