Pato confinado

Receta de arroz a la cubana

Arroz a la cubana, con plátano, salsa de tomate y plátano y huevo frito.
Arroz a la cubana, con plátano, salsa de tomate y huevo frito.

En la cocina, siempre con líos. Esta es una receta de nombre confuso (como ocurre con la ensaladilla rusa o la tortilla francesa). El arroz a la cubana no es cubano, sino un plato tradicional español (los cubanos siguen asombrados). Ha sido durante muchos años la receta estrella de los restaurantes con menú (con permiso de la paella mixta). Muchos dicen que el arroz a la cubana está buenísimo y esto es, sin lugar a dudas, lo más acertado de todo.

El huevo confraterniza, con espíritu orgiástico, con el tomate y el arroz. Un sencillo arroz blanco, aromatizado con ajo, junto a unos huevos fritos, ya es algo que celebrar por muy espartano que parezca el plato. La conjunción con el tomate frito solo podía multiplicar sus efectos. La saturnal es ahora mayúscula.

Añadir el plátano frito es una cuestión de orientación. En algunas casas forma parte del dogma y en otras parecerá un exceso de exotismo. Es una receta sencilla que tiene sus mandamientos. El arroz mejor que salga tirando al dente. El huevo debe estar bien hecho pero manteniendo flácida su yema. La salsa de tomate frito mejor si es casera, acompañada de cebolla u otros vegetales. Cumplidos estos preceptos, poco importará si su origen es cubano, canario o de Santander. Una fiesta es una fiesta.

Receta de arroz a la cubana

Ingredientes 4 personas:

  • 1 o 2 huevos por persona.
  • 1 o medio plátano por persona.
  • 300 gr. de arroz.
  • 6-7 tomates maduros.
  • 2 cucharadas de tomate concentrado o de salsa de tomate frito de bote.
  • 2-4 dientes de ajo.
  • Media cebolla.
  • Agua.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

Elaboración:

Algunos cocineros prefieren añadir pimientos verdes y rojos al sofrito del tomate. Hay quien lo acompaña también de salchichas. La salsa puede llevar especias, como orégano, tomillo o comino. El tipo de plátano que se utiliza es el verde o el macho, pero puede funcionar igualmente con plátano dulce.

1. Prepara el arroz y el tomate frito:

En una olla pon a cocer el arroz. Tira dos tazas de agua por cada una de arroz. Echa el cereal cuando el agua esté hirviendo. Añade un poco de sal. En una sartén amplia, tira un buen chorro de aceite de oliva virgen. Añade dos dientes de ajo cortados en láminas y media cebolla picada. Cuando la cebolla empiece a estar pochada, introduce los tomates pelados y cortados en rodajas. Deja que se guisen alrededor de 15 o 20 minutos a fuego medio-bajo. Es importante que burbujee y que se guisen en su líquido. A mitad de cocción, cuando el tomate ya empiece a estar deshecho, añade un par de cucharadas de tomate concentrado o de tomate frito de bote para reforzar el sabor. Dale un punto de sal. Si la salsa está muy ácida, échale una pizca de azúcar. Si el guiso se seca, añade un pelín de agua. Puedes batir la salsa resultante si la quieres más fina.

2. Los plátanos:

Pela los plátanos (calcula uno o medio por comensal) y sofríelos en una sartén a fuego bajo, con un chorrito de aceite. Cuando estén reblandecidos, sácalos y deja que se templen. Ponlos en una fuente o tabla de madera y pon por encima papel film. Aplástalos hasta que cojan una forma chata o aplanada. Sube el fuego y fríelos hasta que se doren. Resérvalos en un plato tapado para que conserven su calor.

3. Aromatiza con ajo el arroz:

Cuando el arroz esté hecho, pon en una sartén uno o dos dientes de ajo pelados y picados. Dóralos con un chorrito de aceite, sin que se queme. Después, añade el arroz cocido y seco al ajo. Rehógalo para que tome el sabor. Resérvalo. En la misma sartén, o en otra, pon a calentar un buen chorro de aceite. Cuando esté muy caliente, fríe los huevos. Ayúdate de una cuchara para repartir el aceite sobre su superficie. Dales un punto de sal.

4. Monta el plato:

Pon el arroz dentro de una taza, vaso o molde. Llénalo y apriétalo con una cuchara. Después, vuélcalo en el plato intentando mantener su forma de torre. Pon el huevo frito por encima o al lado. Rodea el arroz con la salsa de tomate y los plátanos fritos.

➥ Seguimos con una receta de arroz caldoso de pollo y verduras.