Pato confinado

Receta de rollitos de berenjena de jamón y queso con tomate frito

Rollitos de berenjena de jamón y queso con tomate frito.
Rollitos de berenjena de jamón y queso con tomate frito.

Los rollitos de berenjena dan mucho juego en la cocina. Puedes utilizar gran variedad de ingredientes en el relleno. Cocinarlos con salsa de tomate al horno (al estilo de una parmesana) o incluso rebozarlos con pan rallado para que sean más sustanciosos. Una vez comprendida su gastronómica naturaleza, el corte exacto y el procedimiento de elaboración del rollito, consiste en adaptar esta receta a tus gustos. Puedes, por ejemplo, hacer un relleno de queso azul y nueces, o echarle ricota o verduras salteadas. Los rollitos de berenjena con jamón y queso son simples y efectivos. Un clásico. La berenjena combina muy bien en la danza del lácteo con el cerdo. Es una receta sin complicación alguna, una vez encuentres el punto de corte exacto de las láminas de la hortaliza que formarán los rollitos.

Receta de rollitos de berenjena con jamón y queso

Ingredientes 4 personas:

  • 2 berenjenas.
  • 1 loncha de jamón york o serrano por rollito.
  • 1 loncha de queso tipo cheddar por rollito.
  • Queso rallado tipo gruyer​.
  • Orégano.
  • Albahaca (opcional).
  • Salsa de tomate frito.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Sal.

1. Prepara las berenjenas:

Deshazte del rabo de las berenjenas. Lávalas y córtalas con una mandolina o cuchillo. Debe ser un corte longitudinal, de punta a punta. Obtén unas láminas finas que después puedan trabajarse con facilidad (si son demasiado delgadas el rollito se partirá, pero si resultan en exceso gruesas costará montarlo). Echa sal a las rodajas y pásalas por agua. Después ponlas sobre papel de cocina para que se desprendan del líquido.

2. Hornea las láminas:

En una fuente, sobre papel de horno, pon las láminas de berenjena. Deben estar separadas unas de otras. Añade un poquito de orégano y albahaca en cada rodaja y unas gotitas de aceite y sal. Hornéalas a 200 grados alrededor de 5 minutos, o hasta que estén lo suficientemente blandas como para formar los rollitos. Este paso también lo puedes hacer friéndolas en una sartén o en el microondas (tapadas con papel film).

3. Monta los rollitos de berenjena:

Saca las berenjenas del horno y deja que se templen. Sobre un plato, ve montando los rollitos. Añade una loncha de queso y otra de jamón. Para que el relleno quepa mejor, dobla por la mitad el jamón y el queso. Enróllalo con cuidado. Pon en una fuente de horno una base generosa de tomate frito. Puedes hacerlo casero: guisa alrededor de seis tomates maduros con un chorro de aceite de oliva y un ajo cortado en láminas; añade al final, pasado un cuarto de hora, una pizca de sal y varias cucharadas de tomate frito de bote o de tomate concentrado para reforzar el sabor. Pon los rollitos en la fuente, sobre el tomate, y echa por encima queso rallado y un toque de hierbas aromáticas. Dale un punto de horno (a 200 grados arriba y abajo) hasta que las berenjenas se terminen de hacer y se funda el queso (alrededor de 10 minutos).

➥ Seguimos con una receta de albóndigas de berenjena y otra de berenjenas a la parmesana.