Pato confinado

Receta de ensalada de algas wakame

Ensalada de algas.
Ensalada de algas. Foto: S. Hermann & F. Richter/Pixabay.

La globalización, como si fuera una marea creciente, nos ha dejado las cocinas llenas de algas. Al nuevo ritmo de la cocina fusión, con la expansión de la gastronomía nipona, las plantas del mar hoy se usan para casi todo. Dan gusto (o umami) a una sopa, sirven en unos fideos o tallarines, pueden reforzar las esencias del arroz y funcionan igualmente en una ensalada.

La ensalada de algas wakame y sésamo es una sencilla receta japonesa que se prepara de manera cómoda y fácil siempre que tengas acceso a los ingredientes principales. Su truco está en su sencillez, una de las máximas del budismo zen y de la comida japonesa: con pocos ingredientes conseguir el máximo de sabor.

Solo tienes que deshidratar las algas y aliñarlas luego con elementos asiáticos. Es una ensalada marcada por el contraste del vinagre de arroz con las algas y la salsa de soja, con algo de azúcar, y puede tener un punto picante.

Una tapa natural de las izakaya o pequeñas tascas japonesas. Las algas wakame son muy nutritivas, pero recuerda que debido a que contienen una importante cantidad de yodo no debes abusar de ellas (pueden producir problemas en la tiroides).

Receta de ensalada de algas wakame

Ingredientes 2-4 personas:

  • 150 gr. de alga wakame seca.
  • 2 cucharadas de vinagre de arroz.
  • 1 guindilla roja fresca.
  • 1/2 cucharadita de azúcar.
  • Un puñadito de semillas de sésamo (al gusto).
  • 2 cucharadas de salsa de soja.
  • 1 limón.
  • 1 pepino.

1. Hidrata las algas:

Pon en un bol agua tibia y añade las algas. Tenlas hidratándose durante 20 minutos, aproximadamente. Mientras tanto, prepara el aliño. En un recipiente echa el jugo de un limón y mézclalo con el azúcar, la salsa de soja y varias cucharaditas de semillas de sésamo tostadas. Bate hasta que se disuelva el azúcar. Añade la guindilla limpia y cortada en rodajas muy finas (al gusto). Remueve bien.

2. Haz la ensalada de algas wakame:

Seca las algas con papel de cocina. Lava el pepino y, sin pelarlo, córtalo en bastoncitos finos. En un bol o cuenco agrega las algas y el pepino. Echa la salsa que tenías reservada y remueve.

➥ Seguimos con una receta de ensalada de pulpo japonesa