La trama mediática

Los decentes

Página 24 de El Mundo. Isabel San Sebastián titula su columna "Razones para una ignominia". ¿Pondrá a escuadra al brillantemente bautizado por Manolo Saco como "catador de vaginas" tras el bochorno por el que le hizo pasar en Telemadrid? Claro que no. Entre bomberos, no se pisan la manguera. Además, ya dice el rijoso bocazas en la edición digital (ni pío en la de papel) del periódico pedrojotesco que "el apoyo de Isabel San Sebastián, y de Telemadrid ha sido total y absoluto". Y añade, ofendido por no haber sido sacado a hombros: "Los medios que lo han difundido han actuado en este caso, como en tantos otros, como el brazo armado de la peor indecencia, y han dejado claro el tipo de periodismo que practican y lo que cabe esperar de ellos, difundiendo el vídeo compulsivamente". Habla de indecencia Sostres. Se lo juro.

Ni un segundo más para él. Mejor perder el tiempo con César Vidal, que ha ampliado su colección de amigos imaginarios. A los yankis de sus veraneos ha añadido ahora un socialista autóctono. Antizapaterista, faltaría más. Así lo describe el fantasioso columnero de La Razón: "Se le ve descompuesto, irritado, presa del mayor desconsuelo. 'Te juro que yo no entiendo a este tío', me dice reanudando la conversación, 'hay veces que he llegado a pensar si no será un agente de Rouco'. Guardo silencio. Me consta que la gente piensa cosas muchísimo peores de ZP". Promete el serial.

Retrato de ZP

Va de ensoñaciones. La de José María Carrascal en ABC es que Freud se ha reencarnado en él y nos ofrece el definitivo retrato psicológico de Zapatero. La pieza, que ocupa toda una página, se titula "El mesianismo autístico de ZP". Huelga decir que sale malparado el inquilino de Moncloa. Y de propina, la sociedad española: "Zapatero gobierna apoyado no en las virtudes sino en los vicios españoles: la envidia, la improvisación, el instinto cainita, el no reconocimiento de las culpas propias para descargarlas en los demás".

Sí, apoyado en todo eso, pero también en los malvados norteños sacacuartos, bufa Carlos Dávila desde La Gaceta: "Cada vez que Zapatero se reúne con el PNV ambos nos limpian los bolsillos. El martes, y por un maldito voto, nos aligeraron en 50 millones de euros la cartera. Es directamente inmoral que la persistencia en el poder de este maléfico individuo la estemos pagando los españoles, condición a la que, por cierto, no quieren pertenecer los ganapanes nacionalistas".