Bulocracia

Fraudes en nombre de la Agencia Tributaria

Este miércoles, 1 de abril, se ha abierto el plazo de presentación de la declaración de la Renta de 2019, que puede llevarse a cabo hasta el 30 de junio y no se retrasa a pesar del estado de alarma. Y si habitualmente cuando se abre este plazo cada año comienzan a surgir bulos al respecto, con esta situación tan excepcional que vivimos se han disparado las informaciones falsas sobre el pago anual al fisco. Eso sí, los bulos son los mismos de campañas anteriores, aunque ahora puedan adornarse con la percha del corononavirus.

La Agencia Tributaria lleva varios años desmintiendo este tipo de bulos que suplantan su identidad con el objetivo de obtener datos confidenciales, especialmente cuentas bancarias, con la finalidad de que sus autores se lucren a costa de los contribuyentes. Aunque los mensajes luzcan el logo oficial del organismo recaudador, no los envía la Agencia Tributaria.

Por eso, una vez más, coincidiendo con el inicio de la campaña de la Renta del año pasado, Hacienda vuelve a alertar ahora de que no pide ese tipo de datos personales "por email o WhatsApp" y ni por asomo los números de cuenta o los pines de las tarjetas de crédito, como citan algunos estafadores a través del correo electrónico y las redes sociales. La Agencia Tributaria dispone de "opciones para contactar con los contribuyentes en el caso de que sea necesario, pero nunca solicitando información personal por esos medios".

De hecho, si os dais cuenta, para obtener una prestación por desempleo o una ayuda social, por ejemplo, son imprescindibles muchos trámites y documentación que el beneficiario deberá aportar para corroborar su situación. Pero Hacienda tiene todos nuestros datos y operaciones registrados al dedillo y son ellos quienes contactan cuando tienen la más mínima duda o quieren algo. Ocurre también con las sanciones de la DGT, que tiene 'fichados' a todos los conductores y sus circunstancias. Es decir, todo lo que es recaudatorio está muy bien controlado por el Estado, a diferencia de cuando somos los ciudadanos quienes le solicitamos algo.

Entre los bulos relacionados con el pago anual de tributos, abundan las comunicaciones por email que exigen datos con la excusa de "realizar una devolución", "aclarar su situación", solventar "irregularidades en su declaración de la Renta" que se escudan en una "providencia de apremio - requerimiento de pago". Aunque en los últimos años se impone WhatsApp como nuevo soporte de estos fraudes.

La Agencia Tributaria no está "haciendo reembolsos de 346, 46 euros", de "386 euros" ni de ninguna otra cantidad, y menos ahora que acaba de comenzar el periodo para presentar la declaración. Estas solicitudes fraudulentas en ocasiones se acompañan de amenazas para intentar amedrentar al sufrido contribuyente y plazos inmediatos para pagar, como las 'advertencias' que dicen que en caso de no realizar el abono a tiempo "puede incurrir en cargos y multas extras".

Cuando la Hacienda real necesita información de los que tributan lo notifica casi siempre en papel por correo certificado e incluye un Código Seguro de Verificación (CSV) que garantiza la autenticidad de la comunicación. Ese código legítimo puede contrastarse en la web de la Agencia Tributaria, a través de la cual es posible realizar múltiples trámites, entre ellos también presentar la declaración.

Ni Hacienda ni la Seguridad Social se valen tampoco de Bizum, un proveedor de servicios de pago español, para comunicarse e intentar devolverle dinero a su amplia parroquia, ya que no gestionan devoluciones a través de externos: "Ninguna entidad pública hace reintegros a través de estas aplicaciones, que son exclusivas para pagos entre particulares". Los timadores aprovechan las nuevas plataformas para sembrar dudas. Delata igualmente la falsedad del asunto el hecho de que puedas recibir estos requerimientos a las tantas de la noche y/o durante el fin de semana.

Otro timo habitual que utiliza como reclamo la declaración de la renta tiene que ver con marcar la casilla solidaria. Un mensaje de WhatsApp compartido de forma masiva dice que "el PSOE ha quitado de Hacienda la cruz a la Iglesia y va a salir sin marcar por defecto", algo que tratan de corroborar con la mención de que "lo han dicho en las noticias de Antena 3" o en las "de Telecinco".

Lo cierto es que por defecto aparece la opción que se haya marcado en la declaración del año anterior y ésta puede modificarse sin problemas. En el caso de no haberla presentado el año de antes, esa casilla sale vacía.

La declaración de la Renta puede presentarse a la Agencia Tributaria desde ya a través de su "servicio de tramitación Renta Web" durante las 24 horas del día. También haciendo uso de su aplicación móvil. Hacienda dispone, además, de un servicio telefónico de Información Tributaria de Renta para plantear dudas que incluye el plan de ayuda "Le llamamos". Está operativo de lunes a viernes de 9 de la mañana a 7 de la tarde y se accede a través de dos números: 901 33 55 33 y 91 554 87 70. Marcando el primero se comparte el pago de la llamada, mientras que el segundo tarifica como una llamada urbana desde Madrid e interurbana desde cualquier otro lugar de España.

La última opción para presentar la declaración de la Renta sería acudir presencialmente a una de sus delegaciones, pero no es viable en las circunstancias actuales.