Con negritas

El papel de Madrid en las elecciones de la CEOE

El mismo día que GERARDO DÍAZ FERRÁN tiró la toalla, hace ya casi un mes, ARTURO FERNÁNDEZ advirtió de que su sucesor debería contar con el visto el bueno de la CEIM, la patronal que él preside. "Todo con Madrid, nada sin Madrid", declaró a Público horas después de que se anunciara el adelanto de las elecciones en la CEOE, convocadas para el próximo 21 de diciembre.

Respecto a si el relevo de Díaz Ferrán debía tomarlo un funcionario de la organización al estilo de JOSÉ MARÍA CUEVAS u otro empresario, Arturo Fernández parecía tenerlo muy claro. "Yo soy partidario –dijo– de alguien que conozca nuestro día a día, que pague nóminas. La fórmula de Cuevas fue exitosa en su momento, pero las cosas han cambiado".

Desde entonces, sin embargo, el presidente de la CEIM ha dado algunos palos de ciego. Primero admitió que JUAN ROSELL, recién reelegido al frente de Foment y único candidato oficial de momento, reunía todas las condiciones. Luego deslizó un nombre bien visto por Esperanza Aguirre, el de MANUEL PIZARRO, que enseguida se autoexcluyó alegando que no le apetecía el cargo. Y ahora anda ocupado en buscar en la chistera un conejo que no encuentra.

Si se considera sólo el número de votos que le corresponderán en la asamblea electoral del 21 de diciembre (alrededor del 5% del total), la postura de la CEIM no tiene por qué ser determinante. Pero aspirar a la presidencia de la CEOE con ella en contra puede entrañar a la larga problemas.

A la patronal madrileña están adscritas las grandes empresas que tienen su sede en la capital de España e incluso bastantes organizaciones sectoriales de ámbito nacional, como es el caso de la AEB, de la CECA o de Farmaindustria. Algunos de esos socios, además, contribuyen con cantidades muy importantes al sostenimiento de la CEOE.

Eso explica que Arturo Fernández haga valer su condición de gran elector y la preocupación de Rosell por las críticas vertidas últimamente en los órganos directivos de la CEIM sobre su candidatura. De todas formas, a favor del empresario catalán sigue jugando el hecho de que aún no le haya salido ninguna alternativa.

Incógnitas sin despejar
Las opciones de SANTIAGO HERREROS, líder de la CEA, no acaban de concretarse por la oposición del PP andaluz, encabezado por JAVIER ARENAS. El presidente de la patronal de nuevas tecnologías, JESÚS BANEGAS, también continúa deshojando la margarita, consciente de que hay quien no olvida sus movimientos para derribar a Díaz Ferrán. La Junta Directiva de la CEOE se reunirá el miércoles y, aunque no sea necesario, probablemente entonces se sepa ya quiénes son los candidatos.