Salud en positivo

El decreto de #quedateencasa

Un cartel en el escaparate de una farmacia avisa de las medidas de protección contra el coronavirus. EFE/Raúl Bellerín
Un cartel en el escaparate de una farmacia avisa de las medidas de protección contra el coronavirus. EFE/Raúl Bellerín

El Gobierno ha publicado el decreto de estado de alarma. El decreto contempla muchos aspectos, pero en resumen y más allá de las cuestiones formales lo prepara todo para que podamos estar en casa con los suministros básicos garantizados como alimentos y energía. También ordena el escenario de las decisiones de forma que pone bajo el mando del Gobierno y en concreto, del Ministerio de Sanidad, todos los recursos disponibles para hacer frente a la pandemia.

Está bien así. En las últimas horas el marco legal necesario para el control de la situación ha sido creado por todas las administraciones competentes, Estado, Comunidades Autónomas y administraciones locales. Los servicios de salud de las Comunidades están ordenando los procesos y circuitos de asistencia en los centros sanitarios y el personal.

En materia sanitaria es necesario prepararse para el aumento del número de casos graves, de la atención de los pacientes leves en sus casas y de la posible afectación del personal sanitario por el riesgo que supone su actividad. Esto puede significar bajas laborales y aislamientos que diezmen los efectivos en primera línea de atención sanitaria. Los Gobiernos Autonómicos han publicado decretos que movilizan a todos los efectivos, permitiendo incluso la contratación de estudiantes de último año de enfermería o medicina y la reincorporación de médicos jubilados. Entre esas medidas también se incluye que los centros o áreas dispondrán de los profesionales con horarios y puestos en función de necesidad. Todas estas medidas se deben sumar al uso exquisito que debemos hacer de los servicios sanitarios, solo para lo imprescindible.

Los centros sanitarios de buena parte del país están suspendiendo la actividad programada, cirugía de lista de espera y consultas externas para problemas no urgentes. En algunos casos se suspende sin cita futura y en otros se cita para dentro de unos meses esperando que el escenario mejore. No olvidemos que hay problemas graves y urgentes que hay que seguir tratando, no se pueden posponer los partos, infartos y los tratamientos de cánceres.  Los equipos sanitarios están preparando todo para que los centros puedan funcionar separando estos problemas de los de los relacionados con los afectados por la pandemia. En los centros de salud sucede lo mismo. No es una prioridad acudir ahora para un control analítico del colesterol, el riesgo de acceder al centro y la sobrecarga que puede suponer esta acción para el sistema nos obliga a posponerla unos meses. Sin duda sería mejor que no fuera así, pero en este contexto de pandemia hay que priorizar y eso es clave en las crisis.

La ciudadanía debemos asumir y hacer propia esta medida de excepción. Ha llegado el momento de poner a prueba la confianza, de aparcar las reivindicaciones individuales, de apelar a la responsabilidad y cooperación de las personas en beneficio de la comunidad. Solo así, unidos, seremos capaces de proteger a la colectividad y afrontar esta pandemia, desde la responsabilidad individual.

En el ámbito social hay que tener en cuenta a las personas mayores solas y ahora aisladas. Y llegados aquí es importante la colaboración de cada uno de nosotros y nosotras. Los que tomamos tratamientos crónicos, o necesitamos seguimiento tenemos que valorar el riesgo de acceso a los centros y el de sobrecarga del sistema. Hable con su médico, por teléfono o por correo electrónico, y valore con él la conveniencia de retrasar muchas de estas acciones o de resolverlas de manera no presencial. En este escenario hay actores que pueden ser de gran ayuda y que sin duda aparecerán como son las farmacias comunitarias, los ayuntamientos y tercer sector. Asociaciones y personas voluntarias serán clave para llegar donde no llegue nadie más, personas solas, vulnerables o aisladas. Aun habrá que seguir poniendo piezas en este puzle para poder tener el cuadro de respuesta completo, pero el camino es claro y se trata de que todos y todas entendamos lo mismo, y busquemos la misma foto, la del control de la pandemia y la del retorno a la normalidad con el menor daño posible.

FIRMANTES DEL BLOG

  • Carmen Montón. Ex Ministra de Sanidad, consumo y bienestar social. Embajadora observadora permanente ante la Organización de los Estados Americanos.
  • Ricardo Campos. Médico Oftalmólogo. Ex Secretario General del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social
  • Isabel González. Ex Jefa de Servicio de Radiología. Ex Profesora Asociada de Radiología Universidad Miguel Hernández de Elche. Ex Directora Gral. de La Alta Inspección de la C. Valenciana. Ex Gerente de los hospitales San Juan de Alicante y La Ribera (Alzira)
  • Rafael Sotoca. Médico de Familia y ex director general de asistencia sanitaria de la Comunidad Valenciana.
  • Begoña Frades García. Psiquiatra Ex responsable de la oficina automica de salud mental. Jefa del área de salud mental del Hospital Pare Jofre
  • Enrique Ortega. Ex Jefe de Servicio de Enfermedades Infecciosas, Emergentes e Importadas. Ex Profesor Asociado del Departamento de Medicina de la Universidad de Valencia. Ex Director Gerente del Departamento de Salud Hospital General de Valencia
  • Ana Boned Ombuena. Médico de Familia y máster en salud pública por la U. de Harvard. Técnico de Salud Pública de la Consellería de Sanitat Valenciana.
  • José Antonio López Cócera. Enfermero especialista en salud mental miembro de la comisión nacional de la especialidad
  • Antonia García Valls. Exdiputada. Asesora coordinadora en la Vicepresidencia Cuarta, Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.
  • Pere Herrera de Pablo. Especialista MFYC. Médico SAMU. Ex director Servicio Emergencias Sanitarias CV
  • Roser Falip Barangué. Doctora en Medicina. Especialista en MFYC y en Análisis Clínicos. Ex gerente del Departamento de salud de Alcoy.
  • Aurelio Duque Valencia. Médico de Familia y Comunitaria. Expresidente SoVaMFiC
  • Verónica Montón Alegre. Artista interdisciplinar.
  • Juan Domene. Médico Inspector en la Comunidad Valenciana.