Coronavirus en positivo

Comunidad y superación

Ilustración: Verónica Montón Alegre
Ilustración: Verónica Montón Alegre

Dice el refrán, no hay mal que por bien no venga. De esta Pandemia saldremos y lo haremos reforzados. Toda crisis se acompaña de una oportunidad y no debemos desaprovechar la de esta. Estos días nos inundan con todo tipo de mensajes y por todos los medios: prensa, radio, televisión, y sobre todo por teléfono. Todos aconsejan, informan, no siempre con el debido rigor, y ofertan entretenimiento y herramientas psicológicas para ayudarnos a afrontar la situación de aislamiento, para llevar de la mejor manera posible este corte abrupto de las relaciones sociales. Entre toda esta oferta se echa en falta una práctica que se ha ido perdiendo y que ahora con tanto tiempo libre deberíamos recuperar: la reflexión, dedicar parte de este tiempo, que hoy nos sobra, a pensar. Venimos de un mundo acelerado que ha quedado de repente en punto muerto, aprendamos a correr pausadamente. Ahora podemos.

Esta crisis nos pone ante el espejo de nuestra propia fragilidad como individuos y ante la dependencia que tenemos unos de otros. En esa imagen está la oportunidad de preguntarnos qué queremos como sociedad: ¿continuamos con el individualismo creciente?, ¿nos importan las personas mayores que viven solas?, ¿preferimos que primen los intereses económicos por encima de todo?, ¿queremos unos servicios públicos débiles? Pienso que no, la mayoría de la sociedad española no quiere esto y ahora, precisamente ahora que estamos enclaustrados lo comprobamos con el resurgimiento de la solidaridad, del espíritu comunitario, de la necesidad de ayudar a ese vecino del que no recuerdo el nombre, de cuidar a los niños de los padres que no pueden abandonar el trabajo y tampoco dejarlos con los abuelos. Ahora que no podemos nos gustaría abrazarnos, hablar en el ascensor, visitar más a los abuelos. Ha tenido que aparecer esta pandemia para que de repente el gen solidario se exprese por encima del gen egoísta, para que la comunidad se ponga en marcha y agudice su ingenio para ayudar desde la distancia. Hay muchas formas de hacerlo y estamos demostrando que podemos sin necesidad de la tecnología; cantar el cumpleaños feliz a la vecina, dejarle la compra a la puerta de su casa o al preparar mascarillas para los hospitales; en definitiva, demostrar en una situación de adversidad, y a pesar del aislamiento, que nadie está solo. Hoy las personas son la prioridad, este sentimiento de comunidad será un éxito colectivo que deberíamos hacer perdurar más allá de esta crisis. Esa es nuestra la oportunidad que no debemos dejar pasar.

Quedará fijada en nuestra retina la imagen de dos militares cargados con bolsas de compra, al paso de una señora mayor a la que acompañan hasta su domicilio. La del país que canta desde los balcones mostrando toda su resiliencia después de siete días de encierro. La de los profesionales que exhaustos y con el temor en los ojos continúan en primera fila haya o no medios de protección. Y la de nuestra capacidad de respuesta e ingenio, no construimos un hospital en diez días como nos asombra del pueblo chino, pero sí que aumentamos las camas de ingreso en hoteles, en recintos de gran cabida y con hospitales de campaña en dos semanas. Esto y mucho más nos da la dimensión de la gran comunidad que somos.

Las situaciones extremas nos pueden permitir transformar sentimientos individuales de indiferencia, miedo e incluso incapacidad para sentir, en acciones de solidaridad y ayuda que hacen olvidar el propio destino individual. Esta reflexión surge de la lectura reciente del cuento de Stefan Zweig  una boda en Lyon. Esta obre muestra la transformación de un grupo de encarcelados que, a través de la ayuda a una joven pareja, consiguen olvidar, superar su propio miedo, su egoísmo.  Un relato breve que nos devuelve la confianza en el ser humano, en la fuerza y el poder de la comunidad para transformar lo imposible en posible, el egoísmo en solidaridad, la incertidumbre en certeza, el miedo en esperanza. Un relato como el que estamos escribiendo las ciudadanas y ciudadanos de este País. Esto merece el gran aplauso.

FIRMANTES DEL BLOG

  • Isabel González.  Médico radiólogo. Ex Jefa de Servicio de Radiología. Ex Profesora Asociada de Radiología Universidad Miguel Hernández de Elche. Ex directora Gral. de La Alta Inspección de la C. Valenciana. Ex Gerente de los Departamentos de salud de San Juan de Alicante y La Ribera (Alzira)
  • Carmen Montón. Embajadora observadora permanente ante la Organización de los Estados Americanos. Ex Ministra de Sanidad, consumo y bienestar social.
  • Rafael Sotoca. Médico de Familia y ex director general de asistencia sanitaria de la Comunidad Valenciana.
  • Ricardo Campos. Médico Oftalmólogo. Ex Secretario General del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social
  • Pere Herrera de Pablo. Especialista MFYC. Médico SAMU. Exdirector Servicio Emergencias Sanitarias CV
  • Begoña Frades García. Psiquiatra y Jefa del área de salud mental del Hospital Pare Jofre. Ex responsable de la oficina autonómica de salud mental.
  • Enrique Ortega. Médico especialista en enfermedades infecciosas y ex jefe de servicio de enfermedades infecciosas, emergentes e importadas. Ex Profesor Asociado del Departamento de Medicina de la Universidad de Valencia. Ex Director Gerente del Departamento de Salud Hospital General de Valencia
  • Ana BonedOmbuena. Técnico Superior de Salud Pública de la Consellería de Sanitat Valenciana. Máster en salud pública por la U. de Harvard y especialista en medicina familiar y comunitaria.
  • José Antonio López Cócera. Enfermero especialista en salud mental miembro de la comisión nacional de la especialidad
  • Antonia García Valls. Asesora coordinadora en la Vicepresidencia Cuarta, Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Exdiputada.
  • Roser Falip Barangué. Doctora en Medicina. Especialista en MFYC y en Análisis Clínicos. Ex gerente del Departamento de salud de Alcoy.
  • Aurelio Duque Valencia. Médico de Familia y Comunitaria. Expresidente SoVaMFiC
  • Verónica Montón Alegre. Artista interdisciplinar.
  • Juan Domene. Médico Inspector. Servicio de calidad asistencial y seguridad del paciente. Ex gerente del departamento de salud Arnau de VilanovaLliria.