Opinion · Salud mental en tiempos difíciles

La biología del trastorno mental está en todo el cuerpo, no solo en el cerebro

 

VERSIÓN EN VÍDEO

La biología del trastorno mental está en todo el cuerpo, no solo en el cerebro

 

TEXTO

Una de las más recientes  e interesantes  líneas de investigación sobre los aspectos biológicos del trastorno mental, es la denominada “neuroprogresión”, una línea de trabajo que sostiene que es un error buscar los aspectos biológicos del trastorno mental en el cerebro, con el clásico planteamiento localizacionista que pretendía encontrar un área del cerebro dañada en el que radicaba una lesión que daba lugar a la depresión o la psicosis…..sino que en la investigación biológica sobre los trastornos mentales se ha de buscar en todo el cuerpo, que la alteración biológica es global, tal como desarrollaremos a continuación. De todos modos, es importante señalar de entrada que estos aspectos biológicos no son sino una parte, un aspecto de los trastornos mentales, profundamente relacionados con aspectos sociales y con la  estructuración de la información de los procesos psicológicos, tal como he señalado en otros artículos en este mismo blog.  Pero esa parte biológica, es sin duda apasionante de investigar y conocer. 

Tradicionalmente el cerebro había sido visto como un órgano que funcionaba como aislado del organismo, protegido por la barrera hematoencefálica, una capa de células que selecciona el paso de sustancias hacia el cerebro. Pero hay muchos datos que nos muestran en la actualidad que,  por ejemplo, en relación a los mecanismos de tipo inflamatorio, existe una alta permeabilidad y comunicación. 

El planteamiento es que en el trastorno mental se producen alteraciones en todo el cuerpo, a numerosos niveles, de modo simultáneo. Y que estas alteraciones son un intento del organismo de adaptarse a un contexto de tensión. Y que además estas alteraciones son comunes a las que aparecen en enfermedades médicas (infartos, diabetes, enfermedades autoinmunes….)  es decir hay numerosos datos empíricos que nos muestran que todos los trastornos físicos y mentales se hallan profundamente emparentados a nivel biológico

 La cuestión sería saber por qué en unas personas la deriva hacia la patología, cuando no es posible integrar la situación estresante o de duelo, va hacia el lado de la enfermedad médica (infarto, infección….) y en otros va hacia el trastorno mental. Y en bastantes casos hacia las dos vías a la vez.

 En el planteamiento de la neuroprogresión se considera que es el estrés, la tensión que vive la persona el factor que da lugar a todas estas alteraciones biológicas y que interactúa continuamente con el desarrollo de los trastornos mentales. Una idea muy interesante de este planteamiento es  que establece un continuum entre  el estrés, el duelo y los trastornos físicos y mentales…..considerando que  se expresan a nivel de crecientes alteraciones biológicas globales del organismo tales como

-inflamación crónica de bajo nivel,

-incremento del estrés oxidativo celular,

-disfunciones en el metabolismo de las mitocondrias, 

-incremento de las citokinas proinflamatorias,

-alteraciones de tipo autoinmunitario….

-alteraciones en los niveles de corticoides

-alteraciones en la flora intestinal

 todo ello mostrando que el organismo se halla en estado de alarma, está desarrollando un esfuerzo de adaptación, porque no se halla en situación de equilibrio y estabilidad. (En el anexo explicaré con más detalle técnico estos planteamientos si estás más interesado en profundizar en el tema, ahora voy a hacer un planteamiento introductorio)

 El planteamiento de la neuroprogresión no está exento, por supuesto de contradicciones y limitaciones pero es muy interesante porque amplia el campo de análisis y es coherente con los modelos psicosociales y comunitarios, los modelos evolucionistas, psicoanalíticos  que siempre se habían opuesto al reduccionismo, muchas veces rayano en el fanatismo,  del biologismo radical que caricaturizaba el trastorno mental como una mero fallo neuronal, totalmente ajeno a las vivencias de las personas y al tener en cuenta su contexto vital y social

 La neuroprogresión, el incremento de la afectación de numerosos mecanismos biológicos se iría produciendo del modo continuo (como el propio nombre progresión indica). Lo que no comparto de esta teoría es que este proceso se dé por una progresión, un desarrollo  sin más, natural,  de las alteraciones biológicas, sino que esta progresión de las alteraciones biológicas proviene de que la sociedad no entiende ni  apoya a la persona en situaciones de estrés y duelo o con trastornos mentales y cronifica su sufrimiento apareciendo entonces las crecientes alteraciones biológicas que la neuroprogresión define muy bien, pero que no son la causa sino la consecuencia de la estigmatización y exclusión de la persona que padece un trastorno mental

 Desde este planteamiento se pone como ejemplo de tensión, (de situación alostática, de estrés, se dice) el caso del salmón que debe remontar el río para reproducirse, o el oso que vive en cautividad…..estas situaciones de tensión producen alteraciones en su sistema nervioso y en su organismo, que si se perpetúan acaban generando la enfermedad física o mental

 Este planteamiento es también muy interesante porque viene a mostrar algo que hace tiempo que se sostiene y es que la mayoría de los trastornos mentales compartirían las mismas alteraciones biológicas, por lo que las diferencias serían mucho más de manejo de los elementos psicológicos,  ligados a los procesos de manejo de la información, que no puramente biológicas 

Todo un planteamiento apasionante, siempre que se integre con los elementos psicológicos y sociales en los que se enmarca el trastorno mental

Si alguien quiere leer más, le recomiendo el libro “Neuroprogesion in Psychiatry” editado este mismo año por la Universidad de Oxford,  coordinado entre otros por Flávio Kapzzinky, también puede ver también más información en mi web  https://josebaachotegui.com/

 

SI QUIERES SABER MÁS. ANEXO.

DESARROLLO TÉCNICO DE LAS ALTERACIONES A QUE DA LUGAR LA NEUROPROGRESIÓN

 

Tal como he señalado, el organismo, en un intento de adaptarse a una situación de desequilibrio y tensión  moviliza a nivel de todo el cuerpo, una serie de procesos entre los que destacaríamos:

 1.       Inflamación crónica de bajo nivel o meta-inflamación

La inflamación es una respuesta básica del organismo ante agresiones, lesiones, infeccione y situaciones de tensión, fatiga, hambre…..

Esta inflamación que se ve en los trastornos mentales es común a la que se encuentra en las enfermedades cardiovasculares. Esta inflamación crónica dificulta la plasticidad neuronal fundamental para la adaptación

La inflamación se expresa con una elevada actividad de las Cytokinas proinflamatorias

como las chemokinas, las interleukinas, los interferones, especialmente las citokinas IL-6, IL 17, IL-1b….Las citokinas pasan directamente la barrera hematoenfálica afectando al funcionamiento de los neurotrasnsmisores, especialmente en la serotonina por la activación de la indoleamina 2-3 dioxigenasa y la kumerina monooxigenasa

Se incrementa también la proteína C reactiva

Disminución de la melatonina que es un antiiflamatorio y facilitador de la regeneración  neuronal. Se calcula que en el ventrículo lateral y en el giro dentado del hipocampo se generan  unas 700 neuronas nuevas al día y que si se cronifican las situaciones de estrés y duelo y los trastornos mentales, este proceso se ve comprometido

 2.       Incremento del estrés oxidativo

-Se rompe el balance entre la actividad oxidativa y las defensas antioxidativas (Coenzima Q10, glutationa, superóxido dismutasa MsSOD, melatonina)

-Da lugar a alteraciones del ARN y ADN. Especialmente la base guanina del ADN es muy sensible a la alteración por oxidación y su afectación se relaciona con la menor expresión de numerosos genes lo que incrementa la vulnerabilidad del sujeto

-Elevación de la dismutasa superóxido (SOD) y de la actividad de la catalasa. 

-Menor nivel de antioxidantes exógenos con mayor riesgo de estrés oxidativo

 Se ha de tener en cuenta que estos procesos  biológicos que se observan en los trastornos mentales son similares a los que tienden a darse con el envejecimiento en condiciones normales,  así como en el Parkinson, Alzheimer

 3.       Alteración del funcionamiento de las mitocondrias:

El incremento de la secreción de corticoides de modo crónico afecta al funcionamiento mitocondrial con una disminución de la producción de Adenosintrifostado (ATP), una sustancia fundamental para la actividad celular

Incremento de la actividad de la NLRP3 inflamasoma y del TRYCATs con alteración del funcionamiento mitocondrial

 4.       Hiperactivación del eje Hipotálamo-Hipófisis-Médula suprarrenal, con incremento de los corticoides, el que más se había conocido hasta ahora, pero que sabemos que es un factor entre otros

 5.       Alteraciones de la inmunidad. Existen numerosas conexiones entre el sistema nervioso y el sistema inmunitario, siendo el sistema de las citokinas uno de los más relevantes. También se sabe que las situaciones de estrés pueden dar lugar a procesos de tipo autoinmunitario, por ejemplo tiroide-autoinmunitario  que se asocian al trastorno bipolar.  Estas conexiones autoinmunitarias nos ayudarían a comprender por ejemplo, las relaciones entre el cáncer y los aspectos psicológicos

 6.       Alteración de la permeabilidad intestinal y de la flora intestinal vinculadas a procesos de tipo epigenético

 Por supuesto todos estos mecanismos actúan de modo interactivo y conjunto