Pato confinado

Receta de escalivada al forn o al horno

Receta de escalivada al horno de verduras.
Escalivada al horno de verduras

Qué decir de la escalivada de verduras al forn u horno. Qué fórmula fantástica. Unión simple de tres elementos. Tres colores, tres cabezas, tres potencias. Una receta que convierte las verduras asadas en una joya ensortijada. La escalivada de verduras es un plato típico del Mediterráneo, del levante español, aunque ha ganado fama y prestigio en Catalunya (escalivada al forn).

Se hornean los pimientos, la berenjena y la cebolla a fuego vivo. Se derriten sus jugos y caramelizan. Luego se une todo en un lienzo sensual, sustancioso, sabroso, salvaguardando la esencia de cada verdura. La escalivada adquiere así un aroma monumental, un cuerpo carnoso y sereno. Es un plato lleno de vitaminas y fibra. Una ensalada templada o acompañamiento gustoso que siempre debe ir aliñado con un buen aceite de oliva virgen y un poco de sal (mejor gruesa o de escamas). A veces se sirve con huevo duro y olivas negras, como si fuera familia del empedrat. También se toma montada en tostadas o cocas. Su tiempo de elaboración supera la hora. Se sirve templada o fría.

Receta de escalivada de verduras al forn u horno

Pimientos y berenjena para escalivada.
Pimientos y berenjena para escalivada. Jacqueline macou en Pixabay.

Ingredientes 4 personas:

  • 2 pimientos rojos (grandes y carnosos).
  • 2 cebollas.
  • 1 berenjena grande.
  • Sal.
  • Aceite de oliva.

Elaboración:

Para preparar la escalivada de verduras necesitas tener las hortalizas en el horno durante casi una hora. Después tienes que sacarles su piel y pepitas. Siempre tienes que asegurarte de que estén bien hechas, que se deshagan en la boca. La forma de presentarla depende del gusto del cocinero, pero las verduras se cortan en tiras gruesas, que tengan presencia. Se sirven en una misma bandeja separadas y luego el comensal las une. Otras veces se mezclan formando una ensalada de colores que puede llevarse bien con las anchoas y otros suplementos. Algunos cocineros también le añaden tomates o incluso patatas (si usas estos vegetales el procedimiento es el mismo, pero deberás atender a su tiempo de cocción), incluso una cabeza de ajos.

1. Precalienta el horno a 190 grados y asa las verduras:

Ten el horno preparado, calentando por arriba y abajo. Limpia las verduras con agua y dispón los pimientos, cebollas y berenjena enteros y con su piel en una bandeja. Puedes untarlas con aceite. Deja que se asen alrededor de unos 45 minutos o un poco más.

2. Asegúrate de que las cebollas estén bien hechas:

Es posible que pasados esos minutos las cebollas aún estén un poco crudas. Termina de asarlas por separado alrededor de 15 minutos más. Tapa mientras tanto los pimientos y la berenjena con papel de aluminio (te ayudará a pelarlos después).

3. Pela las verduras asadas para la escalivada:

Cuando las cebollas estén listas y caramelizadas, y ya algo tibias, empieza pelando los pimientos. Tienes que sacarles la piel, el tallo y las semillas. Hazlo a mano, sobre un recipiente y ve dejando la carne en la bandeja donde montarás la escalivada de verduras. Los pimientos soltarán su jugo. Reserva un poco para la parte final. Córtalos en tiras gruesas. Pela la berenjena. Deshazte del tallo y con un chuchillo o a mano extráele la piel. Corta la pulpa también en tiras gruesas. Finalmente trabaja las cebollas. Quítales la primera capa y córtalas en trozos gruesos. Deposita las carnes de los vegetales por separado en la bandeja (ver foto).

4. Monta la escalivada de verduras:

Riega la escalivada con un poquito del caldo sobrante del pimiento, vigilando que no caigan semillas (puedes usar un colador). Puedes aliñarla a tu gusto, con aceite y sal, o dejar que los comensales la aderecen cuando la sirvas. Puedes convertirla en una ensalada tipo empedrat, con huevos duros, aceitunas y anchoas.

➥ ¿Te apetece una ensalada de pipirrana andaluza?