Pato confinado

Receta de crema de coliflor con curry

Crema de coliflor con curry.
Crema de coliflor con curry.

Una vez entras en el submundo de las cremas de verduras, todo cambia. Se cumple el viejo eslogan del Plan Nacional de Drogas: "No sales". Empiezas con una cremita tonta de champiñones y acabas chutándote esta receta de coliflor con curry. Adictivas, son perfectas para el invierno. Apetitosas, fáciles de digerir, unas seductoras natas en la cocina. Creadoras de paraísos palatales, erizan las papilas gustativas. Son una forma sabrosa de ingerir verduras, alimentos que forman la piedra angular de nuestra dieta, no nos cansaremos de repetirlo. La crema de coliflor con curry no es una excepción. Su base está en el equilibrio, en la combinación de esta especia originaria de la India con el punto ligero que caracteriza a esta hortaliza blanca y tan versátil. No es una receta complicada y puede alegrar el universo de tus cremas.

Receta de crema de coliflor con curry

Coliflor.
Coliflor. Hans Braxmeier en Pixabay.

Ingredientes 4 personas:

  • 1 coliflor pequeña.
  • 1 patata.
  • 1/2 cebolla.
  • 1/2 puerro.
  • Nata líquida para cocinar.
  • 1 cucharadita de curry.
  • Caldo de verduras.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 1 cucharadita de mantequilla.
  • Sal.

Elaboración:

Para conseguir más sabor es interesante rehogar la cebolla, el puerro y la patata, pelada y cortada en gajos. Vigila, sin embargo, que no se quemen o doren. Después añades la coliflor y el caldo, y lo llevas a ebullición hasta que los ingredientes salgan blandos y puedas hacer con facilidad la crema. En función del líquido que le eches te saldrá más o menos espesa. Hay cocineros que le añaden el curry durante la cocción y otros que prefieren hacerlo justo antes de batirlo. Algunos hornean la coliflor para que tenga más sabor. El plato puede acompañarse de cebollino fresco o de picatostes.

1. Rehoga las verduras:

Echa en una olla un chorrito de aceite y una cucharada de mantequilla. Rehoga en su interior las verduras, excepto la coliflor, con un punto de sal. Cuando la cebolla empiece a estar transparente, añade los ramilletes de coliflor, cortados y lavados, y el caldo hasta que justo lo cubra. Llévalo a ebullición y tenlo cociéndose alrededor de media hora.

2. Añade el curry y la nata:

Cuando las verduras estén en su punto, echa la cucharadita de curry. Dale un hervor. Después, tritúralo con la batidora y añade la nata y la sal al gusto. Vuelve a darle un meneo con la batidora. Sírvelo caliente o templado.

➥ Seguimos con una exquisita crema de calabazas y una crema de champiñones.