Pato confinado

Receta de Tom Yam Kung: deliciosa sopa tailandesa

Tom Yam Kung.
Tom Yam Kung. Foto: Jcomp/www.freepik.es.

El Tom Yam Kung es una sopa tailandesa, con un punto entre ácido, salado y picante. Es muy popular en ese país, y destaca por el sabor de la citronela (lemongrass) y de las hojas de lima kaffir, que son indispensables para este plato, ya que le dan ese gusto ácido y su auténtica personalidad.

Puedes hacer el Tom Yam Kung de langostinos y gambas (también con pollo), y es bastante sencillo de preparar, siempre que consigas los ingredientes aromáticos (suelen venderlos en tiendas especializadas o en Internet).

Se trata de un caldo especiado que debe tener un punto picante. Haz el caldo con las cáscaras y cabezas de los langostinos, y calcula la cantidad de agua en función de los comensales (unas cuatro o cinco tazas para cuatro). Debe salir un caldo sabroso, algo concentrado. Puede llevar pasta, si lo quieres más nutritivo, fideos de arroz o de trigo asiáticos (cuécelos aparte y añádelos al final, una vez escurridos).

Receta de sopa  Tom Yam Kung de langostinos

Ingredientes 4 personas:

  • 13 langostinos frescos o congelados.
  • 1 cucharada de salsa de pescado asiática.
  • 1-2 guindillas rojas frescas o de cayena (en función de tu tolerancia al picante).
  • 2 tallos de citronela o lemongrass.
  • 3-4 hojas de lima kaffir.
  • Jugo de media lima.
  • Cilantro fresco troceado.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.

1. Haz el caldo de langostinos o gambas:

Pela y corta las cabezas de los langostinos. Reserva su carne. Sofríe las cabezas y cáscaras con un pelín de aceite en una olla. Agrega sal y agua, y tenlo cociéndose alrededor de 20 minutos. Cuela el caldo en un recipiente (aplasta en un colador las cabezas para que suelten su jugo en el caldo). Reserva.

2. Prepara la sopa:

Machaca la citronela en un mortero. Pon el caldo en una olla y añade la citronela aplastada y varias hojas de lima kaffir. Deja que hierva por unos minutos. Introduce la carne de los langostinos y aderézalo con salsa de pescado (una cucharada). Añade la guindilla de cayena. Tenlo al fuego un par de minutos más. Retira la olla y echa un chorrito de lima y el cilantro picado. Remueve. Deja que repose. Sírvelo caliente.

➥ Seguimos con una receta de pollo al curry verde tailandés.