La trama mediática

El chantaje que no cesa

Nuevas pruebas de la presunta financiación ilegal del PP en Valencia. ¿A quién le importa eso, con lo divertido que está el enredo del expoliador que vino del norte? "El espectáculo al que estamos asistiendo estos últimos días es de aúpa", alardeaba de verbo fino y certero en La Razón Ignacio Villa, cuatro bostezos antes de largar el consabido cuento de hadas: "López, con el apoyo del Partido Popular, liderado por Antonio Basagoiti, está devolviendo al País Vasco la libertad a las calles de una Comunidad atenazada desde hace décadas por el terrorismo".

Debe de escamarle al lehendakari que los que hasta ayer le llamaban Patxi Nadie se hayan constituído en club de fans y fieles lazarillos que le señalan los peligros que lo acechan. "A López se la van a volver a meter doblada. Y hasta el fondo", pronosticaba Salvador Sostres en El Mundo, donde Luis María Anson exhibía su calendario parado en el pleistoceno: "El Partido Nacionalista Vasco, con Urkullu a la cabeza, con Arzallus y su marioneta Ibarreche frotándose las manos, está sometiendo a Zapatero a un ignominioso chantaje". ¿Arzalluz? ¿Ibarretxe? Y el Athletic, otra vez campeón de la copa del Generalísimo, ¿no?

Isabel San Sebastián, profeta

En compensación, en las mismas páginas pedrojotescas, Isabel San Sebastián leía el futuro. Según la vidente, la negociación entre el Gobierno y el PNV no se va a quedar en unas transferencias y unos millones de euros: "Pagaremos con asesinos sueltos, con privilegios infames a terroristas irredentos, con un regreso de ETA a las pocas instituciones de las que ha salido". Y como prueba irrefutable, esta: "¿Qué hace si no en la terna negociadora el ínclito Pérez Rubalcaba?"

Atento al mismo galgo, el editorialista de La Gaceta anotaba: "Resulta llamativo -pero nada extraño- que uno de los interlocutores socialistas fuese el ministro del Interior. La negociación con ETA, por tanto, también tendrá alguna presencia en el acuerdo presupuestario". Y como las autoprofecías hay que nutrirlas, la hoja volandera de Intereconomía titulaba en primera: "Interior retira escoltas ante el inminente anuncio de la tregua-trampa de ETA".

Antes del punto final, el toque nostálgico de Hermann Tertsch desde ABC: "Recuerden aquello de 'cuanto más conozco a la gente más quiero a mi perro'. Pues eso, cuanto más conoce uno a la clase política española actual más necesario parece que Aznar entretenga a sus odiadores". Muerde, José Mari.