Salud en positivo

La bandera

Ilustración de Verónica Montón Alegre.
Ilustración de Verónica Montón Alegre.

Este año de pandemia todo es distinto. También lo serán las próximas Navidades. Confinamientos perimetrales, toques de queda, limitación de encuentros más allá de los convivientes… También será una Navidad más austera en muchos hogares que ya empiezan a padecer la embestida de la crisis económica solapada a la sanitaria.

Esta situación tan dura hace que la mayoría de nosotros y nosotras seamos aún más conscientes de las prioridades. La salud es lo primero, ya lo sabíamos, pero ahora todavía más. La equidad y la justicia, protección y cohesión social también, por ello el rescate de muchas familias es tan necesario en este dramático escenario.

Sin embargo, leo con sonrojo y hasta incredulidad, que en Madrid se apuesta por el neón y lo banal, materializado en luces de navidad. Me daría igual que fueran copos de nieve o la bandera española, si el mensaje de esta despilfarradora ostentación no fuera separarnos a los españoles y españolas y dividirnos entre los patriotas y los que no lo son o no lo son tanto, a ojos de los que realizan este dispendio, los buenos y malos españoles.

Ser buen español o española no es cuestión de quien pone la bandera más larga, sino del que más se preocupa y ocupa del que lo necesita. La equidad y la empatía entre compatriotas es la clave.

Banderas de neón

Señores del Ayuntamiento de Madrid, la bandera que recorre todo el eje Prado- Recoletos, desde la plaza de Neptuno hasta la de Colon, lo único que confirma es que aumentan el gasto en la iluminación navideña con respecto al año pasado, ensalzando la bandera española, en lugar de aumentar lo que verdaderamente hace falta, fondos para contratar más personal sanitario, médicas, médicos, enfermeras, enfermeros, en las UCIs, y en atención primaria. No se puede tensar más la goma del esfuerzo profesional, por muy elástica que sea. Esto sigue saliendo adelante gracias a la calidad profesional y humana de los profesionales sanitarios que resisten, a pesar de medidas incomprensibles como dejar a merced del voluntariado la dotación de personal de un hospital exprés, el hospital de Pandemias de la Comunidad de Madrid, que arrancará con un sobrecoste indecente. Señores, las fuerzas empiezan a flaquear y el burnout o agotamiento profesional empieza a hacerse patente.

Priorizar el gasto social

Que hacen faltan fondos para ocuparnos de la salud mental, de las enfermedades crónicas, de la detección precoz oncológica, de la salud sexual y reproductiva, de la prevención de adicciones… hacen falta fondos para que muchos niños y niñas puedan tener un plato de comida caliente en la mesa, para extinguir las colas del hambre, para que muchas personas mayores o dependientes tengan unas condiciones de vida digna.

Entre todos los sentimientos que han aflorado en estos meses en mí, he sentido envidia, envidia patriótica al ver a otros países unidos, gobierno y oposición en la lucha por vencer esta terrible pandemia. Trabajando por el bien de su país, de sus conciudadanos, por minimizar las consecuencias a pesar de la distancia ideológica.

Esta acción, que ya ha sido criticada por muchos, denota la falta de prioridad por los problemas reales que tiene la derecha en nuestro país, que ahora se encuadran en hacer frente a una pandemia y salvar vidas. Más que nunca necesitamos sensatez, sentido común y unidad, solo con estas armas podremos vencer al virus y levantar la economía.

Firma del Post:

  • Susana Hernández Campa. Enfermera y Técnico de Calidad

Forman el Foro Ágora Salud:

  • Ricardo Campos. Médico Oftalmólogo. Ha sido Secretario General del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y subsecretario autonómico de sanidad.
  • Rafael Sotoca. Médico de familia y activista sanitario. Fue director general de asistencia sanitaria de la Comunidad Valenciana.
  • Begoña Frades García. Psiquiatra y jefa del área de salud mental del Hospital Pare Jofre. Ha sido coordinadora autonómica de salud mental.
  • José Antonio López Cócera es enfermero especialista en salud mental y miembro de la comisión nacional de la especialidad.
  • Isabel González. Médica radióloga. Fue jefa de servicio y profesora asociada de radiología en la Universidad Miguel Hernández de Elche así como Directora Gral. de la Alta Inspección y gerente de los departamentos de salud de San Juan de Alicante y La Ribera (Alzira)
  • Enrique Ortega. Médico especialista en enfermedades infecciosas y jefe de servicio de Enfermedades Infecciosas, Emergentes e Importadas. Ha sido profesor asociado de de medicina de la Universidad de Valencia y Director Gerente del Departamento de Salud Hospital General de Valencia.
  • Antonia García Valls. Asesora coordinadora en la Vicepresidencia Cuarta, Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Ha sido diputada en el congreso de los diputados.
  • Pere Herrera de Pablo. Medico de familia y médico SAMU. Ha ejercido como director del Servicio Emergencias Sanitarias de la Comunitat Valenciana.
  • Roser Falip Barangué. Doctora en Medicina y especialista en medicina de familia y en análisis clínicos. Ha sido gerente del departamento de salud de Alcoy.
  • Juan Domene. Médico Inspector en el servicio de calidad asistencial y seguridad del paciente. Ha sido gerente del departamento de salud Arnau de VilanovaLliria.

Ilustra el blog:

  • Verónica Montón Alegre. Artista interdisciplinar.