Pato confinado

Receta de horchata casera

Horchata.
Horchata.

La horchata sabe a dulce, a verano, a infancia, a Levante, a lujuria inocente. Una bebida de las más auténticas y arraigadas de nuestro territorio. Un gustazo cuando te la tomas bien fría. Te acompaña en una tarde en el paseo marítimo o en tu casa como postre. La venden ya preparada, pero si puedes conseguir chufas, puedes prepararla igualmente en casa.

La horchata de chufa es típica de Valencia. Como su nombre indica, sale de las chufas, un pequeño tubérculo bastante duro. Son necesarias para esta receta, pues de ellas obtendrás el elixir veraniego una vez se hayan hidratado y mezclado con el azúcar.

Deben hidratarse durante 24 horas, cambiándoles el líquido cada ocho y hasta que el agua salga limpia. Luego se exprimen (necesitarás una trituradora con cierta potencia) y se extrae el líquido que dejan. Se pasa por un chino o por un paño limpio que haga de colador. Tiene que salir con las menos impurezas posibles.

Receta de horchata casera

Ingredientes 4 personas:

  • 250 gr. de chufa.
  • 1 litro de agua.
  • 150 gr de azúcar glas.
  • Canela en polvo.

1. Hidrata las chufas:

Pon las chufas en un bol y cúbrelas con agua. Tenlas en remojo unas ocho horas y después cambia el agua. Debes hacer esta operación unas tres veces, hasta que estén 24 horas hidratándose. Transcurrido ese tiempo, lávalas y escúrrelas bien. Verás que han engordado.

2. Tritura las chufas:

Pon las chufas en la trituradora junto a agua fría (que las cubra, unos 250 ml) y el azúcar. Tritúralas, saldrá una masa compacta y pastosa. Deja que repose durante unas dos horas. Añade de nuevo agua hasta que cubra la masa (unos 750 ml), junto a una pizca de canela en polvo y vuelve a triturar. Llévalo a un colador (mejor si es de tela, de algodón) para extraer la horchata. Aplasta las chufas en él hasta que hayan soltado el líquido en el recipiente. Después pasa la masa de las chufas por un chino para extraer su último jugo. Deja la horchata en la nevera hasta que se enfríe. Sírvela con una pizca de canela por encima.