Pato confinado

Receta de ensalada vinegret: colores de Rusia

Ensalada vinegret rusa
Ensalada vinegret. Foto: Azerbaijan_stockers. www.freepik.es

Rusia es la gran desconocida, como la tribu europea perdida, pero destaca en talento culinario, y no te atrevas a decir lo contrario delante del camarada Putin (puedes acabar alimentando a las huevas de trucha de su cena o sirviendo de excedente para el sabroso steak tártaro). La ensalada vinegret es un reflejo más. Rústica y colorida, recuerda a unas matrioskas recién salidas de la huerta, a las moradas cúpulas del Kremlin entonando el himno campesino en tu cocina.

Una ensalada de remolacha, pepinillos y otras hortalizas (zanahorias, patatas...), una llamada de la estepa que se expande más allá de los Urales bucales, y que suelen servir los rusos en los días de celebración. Si no sabes que hacer con la remolacha (la compras en el súper por su bonito color, porque te han dicho que es sana, que está de moda... y así se queda en la nevera tan sanamente en espera del deshielo del permafrost), o por el contrario te encanta esta hortaliza, aquí tienes una idea perfecta, el secreto de Putin - oh, alabado gourmet autócrata- para llegar a ser anciano en el poder. La remolacha la puedes comprar ya cocida y ecológica, y así te ahorras tiempo. A pesar de su nombre, la vinegret no lleva vinagre (elemento que fue algo escaso en la Rusia soviética).

Receta de ensalada rusa vinegret

Ingredientes 4 personas:

  • 2 remolachas medianas.
  • 2 patatas medianas.
  • 2 zanahorias.
  • Media cebolla morada o blanca.
  • 2-3 pepinillos encurtidos en vinagre.
  • 100 gr. de guisantes cocidos.
  • 1 ramita de eneldo fresco cortado (opcional).
  • 1 limón.
  • Pimienta negra.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Sal.

Elaboración:

Debes cocer los ingredientes (remolacha, patatas, zanahorias) y cortarlos en daditos. Si cueces la remolacha hazlo aparte y con su piel (alrededor de 40 minutos). Lo mismo con los guisantes (puedes utilizarlos de bote o congelados). Corta los vegetales cuando estén fríos, y después los mezclas como en cualquier ensalada, aliñándola con jugo de limón, sal, un poco de pimienta negra y aceite de oliva virgen. Algunos cocineros también le echan un puñado de alcaparras, perejil o manzana. Es tradicional añadirle col fermentada o chucrut.

1. Cuece las hortalizas:

Cuece las patatas y las zanahorias con su piel. Deja que se enfríen. Pélalas. Córtalas en daditos y ponlas en un bol. Ve cortando el resto de ingredientes del mismo modo, excepto los guisantes (pepinillos, cebolla o cebolleta, remolacha).

2. Mezcla y aliña la ensalada vinegret:

Mezcla todos los ingredientes y añade un generoso chorro de aceite de oliva. Exprime el jugo de medio limón, y dale un punto de sal y pimienta. Si te fascina el capitalista vinagre, también lo acepta.

Seguimos con una ensalada de naranja y aguacate.