Pato confinado

Receta de gazpacho verde: la refrescante mezcla más clorofílica

Receta de gazpacho verde.
Gazpacho verde. Foto: Ifliebanes / Pixabay.

Aunque el gazpacho, digamos que arquetípico, es de color rojo o anaranjado por la presencia del tomate, los hay de múltiples colores. Nada extraño, teniendo en cuenta que, antes de que los gazpachos acogieran a un tomate que había emigrado de América, eran de color blanco (pues llevaban sobre todo pan, ajo, agua, y hierbas aromáticas).

El gazpacho verde no es más que otra variedad dentro de la rica gama de esta sabrosa mezcla de vegetales triturados. Tiene ese color porque se utilizan en él vegetales de hoja verde y frutos ricos en clorofila, como el pepino, el apio, el aguacate, las espinacas...

En los gazpachos siempre opera el mismo principio: vegetales frescos, crudos y bien lavados, que se trituran junto a otros ingredientes, como el aceite de oliva virgen extra, el vinagre, a veces pan, y el agua fría. Es una fórmula excelente porque hidrata a la vez que nutre, un acompañante perfecto para este verano.

Receta de gazpacho verde

Ingredientes 4 personas: 

  • 1 aguacate.
  • 1 pepino pequeño o mediano.
  • Un puñado de espinacas tipo baby.
  • 1 rama de apio.
  • 1 manzana verde.
  • 1/2 pimiento verde.
  • 6 hojas de hierbabuena o un poco más (al gusto).
  • 1/2 diente de ajo.
  • Vinagre de manzana o de sidra.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
  • Agua fría.

1. Limpia y prepara los ingredientes del gazpacho verde:

Lava la manzana y el pimiento verde, y córtalos en trozos, desechando las pepitas. Quita las hebras del apio y córtalo en rodajas. Corta el pepino, sin pelar, en trozos gruesos, después de lavarlo. Lava las espinacas y pela el aguacate, desechando su pepita.

2. Bate el gazpacho:

Agrega los ingredientes, junto a medio ajo pelado (sin su germen interior), a la trituradora o el recipiente de la batidora. Echa un buen chorro de aceite de oliva, un chorrito de vinagre, las hojas de hierbabuena, la sal, y bátelo. Agrega el agua en función de la textura que quieras conseguir (hazlo poco a poco). Comprueba el punto de sal y de sabor, rectifica si fuera necesario. Ponlo en la nevera hasta que se enfríe.

➦ Seguimos con una receta de hummus de aguacate.