Pato confinado

Receta de ensalada de mejillones

Ensalada de mejillones.
Ensalada de mejillones.

El mejillón es fantástico. Está delicioso, y es nutritivo y saludable. Sobre todo si es de roca, o criado en lugares con linaje en su cultivo, como Galicia o el Delta del Ebro.

Normalmente, lo tomamos al vapor, a la marinera, y en otras salsas. También en escabeche. Al estilo belga están riquísimos, sí. Pero pocas veces pensamos en ellos para las ensaladas, aunque aportan un montón de proteínas y le dan a la verdura un sabor muy especial. Enriquecen con su aporte marino. Esta combinación con las hojas y tomates seguro que te encantará.

Compra unos mejillones frescos en la pescadería y cuécelos (aunque funciona igualmente la receta si son en escabeche o de lata). Se prepara una buena vinagreta y un marinado, se mezcla todo, y lo sirves como primer plato o entrante.

Receta de ensalada de mejillones

Ingredientes 4 personas:

  • 800 gr. de mejillones (con las conchas).
  • 2 tomates para ensalada.
  • 1 cebolla morada.
  • 1 pimiento verde italiano.
  • Perejil o cilantro.
  • Un puñadito de alcaparras o 2 pepinillos.
  • Vinagre.
  • 1 vaso de vino blanco o chacolí.
  • 1 limón.
  • Pimienta negra.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

1. Cuece los mejillones:

Limpia los mejillones (ráspalos con un cuchillo y arráncales sus barbas con la mano). Pásalos por agua. Pon en una olla un vaso de vino blanco y otro de agua. Llévalo a ebullición. Añade los mejillones limpios y tápalo. Cuando se abran, retíralos del fuego.

2. Prepara el marinado:

Una vez templados, sácalos de la olla y extrae su carne de las conchas. Ponlos en un bol. Agrega al recipiente la cebolla cortada en juliana fina, y los pepinillos y el pimiento verde (cortados en rodajitas). Echa jugo de un limón, un chorro de aceite de oliva y un poco de vinagre. Añade perejil picado y pimienta negra. Mézclalo y deja que se marine durante una hora en la nevera. Cuando verduras y mejillones hayan cogido sabor, lava y corta los tomates en dados o rodajas. Mezcla los mejillones y verduras marinados con los tomates. Echa sal y un poco más de aceite de oliva. Remueve y sírvelo.